Hechos acerca de los dragones de Komodo

0

Se le dice “de Komodo” porque esta especie de lagarto es originaria de la isla de Komodo en Indonesia. Muchos creen que solo se encuentran allí pero esto no es cierto, también la puedes encontrar en otras islas alrededor. ¿Y por qué se le llama dragón? Porque hace mucho tiempo había rumores en el mundo de que existía un animal parecido al dragón mitológico en una isla de Indonesia. Aunque los locales siempre lo han conocido como “ora” que quiere decir “cocodrilo terrestre”.

Los dragones de Komodo son los lagartos más grandes del mundo. Su tamaño oscila entre 2 metros y medio y 3 metros y su peso es en promedio 100 kilos. Aunque no atacan humanos por costumbre han matado a 4 en 40 años.

Al igual que las serpientes utilizan sus lenguas bífidas para recoger partículas de sabor microscópicas en el aire. Después de hacer esto, la lengua se retrae y sus puntas se insertan en un órgano ubicado el techo de su boca. 

Hace menos de una década los científicos descubrieron que estos animales utilizan un veneno que se encuentra en unas glándulas en la parte inferior de su mandíbula para matar a su presa. Cuando muerden, lanzan una sustancia que causa a su víctima parálisis, pérdida de mucha sangre, coagulación inadecuada, daño en sus tejidos y dolor insoportable. 

Pueden comer bastante, hasta el 80%del peso de su cuerpo en una sola sentada. 

La hembra del dragón de Komodo no necesita a un macho para poder fertilizar sus huevos. En varias ocasiones, hembras en cautiverio han puesto huevos que dieron bebés sanos a pesar de no haberse apareado con ningún macho. Pueden realizar esto debido a algo llamado “partenogénesis”. Básicamente, esto significa que ciertos óvulos pueden fertilizarse entre sí sin necesitad del aporte del macho. 

Otro dato interesante sobre estos animales es que son bastante inteligentes y algunos hasta les gusta jugar. Algunos lagartos en cautiverio han aprendido comportamientos que tal vez solo pensabas podrían realizar unos cuántos animales como por ejemplo acercarse cuando le hacen un silbido o reconocer a sus cuidadores individuales. Incluso está el caso de uno de estos animales que estaba en un zoológico y sacaba objetos de los bolsillos de los empleados y les desataba los zapatos.

Según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el dragón de Komodo no está en peligro, pero se considera vulnerable. O sea igual hay que tener un poco de cuidado con él para que no se extinga ya que se estima que la cantidad de Komodos en libertad es solo de 6.000.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario