Hechos acerca de los pavos

0

La palabra pavo proviene del latín pavus que es como se llamaba al pavo real en algunas zonas de Europa. Pero hoy no vamos a hablar del pavo real sino más bien del pavo doméstico, el cual es un descendiente del pavo salvaje de Estados Unidos. Hace unos siglos solo había pavos salvajes allí pero debido a que a la gente le gusta su carne y lo utilizan para festividades como los días de acción de gracias y navidad ahora los puedes encontrar en todo el mundo. El proceso de domesticación se produjo alrededor del comienzo del primer milenio de nuestra era, y fue obra de los pueblos indígenas de las regiones centrales de México.

Algunas personas piensan que los pavos no pueden volar, pero esto no es del todo cierto. Bueno, la mayoría de pavos domésticos adultos no puede volar porque los crían para estar gorditos y carnosos, pero los jóvenes sí. Los pavos salvajes pueden incluso volar a casi 90 kilómetros por hora aunque tampoco es que lleguen muy lejos y pueden también subirse a los árboles.

Los pavos tienen algo que muchas personas confunden con cresta y otros le dicen moco, pero el nombre adecuado para llamarlo es carúncula. Las cuales son carnosidades que presentan algunas aves en el cuello y en la cabeza. La carúncula en los pavos es muy útil para saber el estado en que se encuentra. Si se pone muy blanca quiere decir que está enfermo, si se pone rojo, está listo para pelear, si se pone azul quiere decir que está asustado, así que si ves que un pavo tiene la carúncula azul, está asustado.

Algo por lo que estos animales son muy conocidos es su canto particular. Quienes hacen este canto son los machos y lo utilizan para atraer a las hembras. Aunque también lo utilizan para intimidar a otros machos y a otros animales.

Examinando los excrementos de un pavo se puede saber si un ave macho o hembra pasó por la zona. Las heces de los pavos macho son en forma de “J”, y también más rectos y más grandes que las de una hembra. Los excrementos de la hembra, por otro lado, se parecen más a una espiral. 

Al comer, los pavos a veces pueden ingerir pequeñas piedras que entran en una parte de sus estómagos llamada molleja, que ayuda al pavo a descomponer los alimentos. Este proceso es necesario porque los pavos, como todas las aves, no tienen dientes. De hecho, los pavos tienen dos estómagos: el estómago glandular que suaviza la comida con jugos gástricos y la molleja que lo tritura para los intestinos o el primer estómago, si es necesario. 

Los pavos son animales inteligentes, sensibles y altamente sociales. Crean vínculos duraderos entre sí y son muy afectuosos; se podría decir que en este aspecto se pacen bastante a los perros. 

Los pavos bebé (pavipollos) están con su madre todo el año. Aunque los pavos salvajes se posan en los árboles, ya que las aves no pueden volar durante las primeras semanas de sus vidas, la madre se queda con ellos al nivel del suelo para mantenerlos a salvo y calientes hasta que sean lo suficientemente fuertes como para descansar en la seguridad de los árboles.

Para más hechos sobre los pavos pueden ver el siguiente video del Robot de Colón

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.