El Hubble descubre un disco en un agujero negro, que no debería existir  

1

En el corazón de la galaxia espiral NGC 3147 se encuentra un agujero negro supermasivo. Eso es lo normal en las galaxias, sin embargo, este agujero negro en particular, descubierto por un equipo utilizando el Telescopio Espacial Hubble de la NASA, no debería existir. Al menos, no de acuerdo con nuestras teorías actuales sobre el universo.

El misterioso agujero negro, que pesa tiene una masa de 250 millones de veces la masa del Sol, se detalla en la revista de astronomía Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, en su publicación del 11 de julio. Es desconcertante para los astrónomos porque está rodeado por un disco delgado, conocido como disco de acreción, que contiene escombros y gases que se desplazan rápidamente alrededor del borde del agujero. Pero, en este caso, ese disco no debería estar allí.

El agujero negro en el centro de NGC 3147, a unos 130 millones de años luz de la Tierra, está algo mal. Su enorme campo gravitatorio no está capturando suficiente material, lo que significa que el agujero negro está «muerto de hambre». Este tipo de agujeros negros generalmente no forman discos de material, que está reservado para las bestias cósmicas bien alimentadas. Pero este agujero negro en particular tiene un disco de material que se desliza a su alrededor al 10% de la velocidad de la luz, lo que hace que los modelos actuales no concuerden.

«Es el mismo tipo de disco que vemos en objetos que son 1 000 o incluso 100 000 veces más luminosos», dijo el autor principal Stefano Bianchi, en un comunicado de prensa. «Las predicciones de los modelos actuales para la dinámica de los gases en galaxias activas muy débiles aquí están fallando claramente».

Las estrellas que llaman hogar a NGC 3147 hacen que sea difícil verlas dentro de la galaxia, pero al usar un instrumento especializado en el Telescopio Espacial Hubble, los investigadores pudieron bloquear la luz de las estas y observar cómo la materia se arremolina alrededor del agujero negro. Detectar el disco les da a los astrónomos la oportunidad de ver dos de las teorías de la relatividad de Einstein en acción y comprender los procesos que ocurren cerca del borde del agujero negro.

«Este es un vistazo intrigante a un disco muy cerca de un agujero negro, tan cerca que las velocidades y la intensidad de la fuerza gravitacional afectan la forma en que vemos los fotones de la luz», explica Bianchi.

Entonces, este tipo de agujero negro no debería existir, pero sí lo hace, lo que hace que estos gigantescos fenómenos cósmicos sean aún más intrigantes. Los investigadores intentan ver más galaxias con el Hubble en el futuro, con la esperanza de encontrar discos similares de material.

Fuente: NASA.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

1 comentario

  1. Aldo, no me queda claro por que no debería existir ese disco de acreción, claro es un agujero negro «en reposo» por decirlo de alguna forma, ya que queda poco material a su alrededor para ser absorbido, pero eso no quita que cada cierto tiempo un sistema estelar, una nube de gas, una enana marrón o una estrella de neutrones se acerque demasiado y se forme un disco de acreción, después de todo que no sea tan activo, no implica que dejó de ser un agujero negro

    Quizás lo que estamos descubriendo es un cementerio estelar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: