Informe de la ONU revela alarmante degradación de los pastizales del planeta

Publicado el
Informe de la ONU revela alarmante degradación de los pastizales del planeta

Áreas de pastizales de acuerdo a sus eco-regiones. / UNCCCD

Cubriendo más de la mitad de la superficie terrestre, los pastizales sustentan a miles de millones de personas. Estos ecosistemas, que abarcan desde desiertos y praderas hasta matorrales y tundras, son fundamentales para la producción de alimentos básicos. Además, desempeñan un papel crucial en los ciclos de nutrientes, agua y carbono de la Tierra.

Sin embargo, un nuevo informe de las Naciones Unidas (ONU) revela que hasta el 50% de los pastizales están degradados. El informe destaca que evaluaciones previas «subestimaron significativamente la pérdida real de salud y productividad de los pastizales». 

Acción humana

Además del cambio climático, muchos otros problemas están contribuyendo al deterioro de los pastizales, principalmente debido a una mala gestión del suelo. Estos problemas incluyen la limpieza de tierras, la minería, el sobrepastoreo, la erosión, la salinización y la alcalinización, todos los cuales contribuyen a la sequía y la desertificación.

«Estos son prácticamente los mismos factores que contribuyen a la degradación del suelo y al cambio en el uso de la tierra en todos los biomas y ecosistemas del mundo», explica el biólogo Pedro Maria Herrera Calvo, autor del informe de la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación (UNCCD).

«La paradoja es que los esfuerzos para aumentar la seguridad alimentaria y la productividad de la tierra han convertido millones de hectáreas de pastizales en tierras de cultivo, agravando los procesos de degradación y resultando en rendimientos decrecientes». 

Regiones afectadas 

En algunas regiones, los conflictos y problemas fronterizos agravan la degradación de los pastizales al inhibir el movimiento del ganado, lo que lleva a un mayor sobrepastoreo. Los incendios forestales más frecuentes también son un factor cada vez más relevante.

Asia Central y Mongolia son algunas de las regiones más afectadas. Aquí, un tercio de la población depende de la cría de ganado, y los pastizales constituyen el 60 por ciento de su territorio.

«Como custodio de los mayores pastizales de Eurasia, Mongolia siempre ha sido cautelosa en la transformación de los pastizales», afirma el ministro de Medio Ambiente de Mongolia, Bat-Erdene Bat-Ulzii

«Las tradiciones mongolas se basan en la apreciación de los límites de los recursos, que definieron la movilidad como una estrategia, establecieron responsabilidades compartidas sobre la tierra y fijaron límites en el consumo. Esperamos que este informe ayude a centrar la atención en los pastizales y sus enormes valores culturales, ambientales y económicos, que no pueden ser exagerados».

Mientras tanto, en América del Norte, las antiguas praderas y desiertos del sur están perdiendo su biodiversidad icónica debido a esta degradación.

Más datos

Muchas de estas regiones están poco comprendidas. La falta de datos socava los esfuerzos para gestionar la tierra de manera sostenible, advierte el informe. Actualmente, solo el 12% de los 80 millones de kilómetros cuadrados de pastizales del mundo están protegidos.

Detener la degradación requerirá mitigación climática y cooperación transfronteriza para implementar prácticas de gestión de tierras más sostenibles, según el informe. Recomienda incorporar el conocimiento indígena, así como el conocimiento local y científico en los planes de gestión y alejarse de prácticas dañinas como la agricultura monocultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *