Ingeniero de la NASA afirma que el concepto de ‘motor helicoidal’ podría alcanzar el 99% de la velocidad de la luz

3

Para cada acción, hay una reacción: ese es el principio sobre el cual operan todos los cohetes espaciales, lanzando el propulsor en una dirección para viajar en la otra. Pero un ingeniero de la NASA cree que podría llevarnos a las estrellas sin ningún propulsor.

Diseñado por David Burns en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Alabama, el «motor helicoidal» explota los efectos de alteración masiva que ocurren a una velocidad cercana a la luz. Burns ha publicado un documento que describe el concepto en el servidor de informes técnicos de la NASA. En él afirma que funcionaría explotando la forma en que la masa puede cambiar a velocidades relativistas, aquellas cercanas a la velocidad de la luz en el vacío. Todavía no ha sido revisado por un experto pero de corroborarse, teóricamente podría acelerar al 99 por ciento de la velocidad de la luz, sin usar propulsor.

Es comprensible que este documento haya provocado un zumbido que se acerca a los niveles vistos en los primeros días del EM Drive. Al punto tal que algunos titulares ya han afirmado que el motor podría ‘violar las leyes de la física’.

Pero si bien este concepto es fascinante, definitivamente no va a romper la física en el corto plazo.

Como un experimento mental para explicar su concepto, Burns describe una caja con un peso dentro, enhebrada en una línea, con un resorte en cada extremo que hace rebotar el peso hacia adelante y hacia atrás. En el vacío, como el espacio, el efecto de esto sería mover toda la caja, con el peso pareciendo quedarse quieto, como si fuera una imagen GIF estabilizada alrededor del peso.

En general, la caja se mantendría moviéndose en el mismo lugar, pero si la masa del peso aumentara en una sola dirección, generaría un mayor empuje en esa dirección y, por lo tanto, propulsión.

De acuerdo con el principio de la conservación del momento, en el que el impulso de un sistema permanece constante en ausencia de fuerzas externas, esto no debería ser completamente posible.

¡Pero! Hay una escapatoria de relatividad especial. Según la relatividad especial, los objetos ganan masa a medida que se acercan a la velocidad de la luz. Entonces, si reemplaza el peso con iones y la caja con un bucle, en teoría se puede hacer que los iones se muevan más rápido en un extremo del bucle y más lento en el otro.

Pero el disco de Burns no es un circuito cerrado único. Es helicoidal, como un resorte estirado, de ahí el «motor helicoidal».

«El motor acelera los iones confinados en un bucle a velocidades relativistas moderadas, y luego varía su velocidad para hacer ligeros cambios en su masa. El motor mueve los iones hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la dirección de desplazamiento para producir empuje», escribió en su resumen.

«El motor no tiene partes móviles que no sean iones que viajan en una línea de vacío, atrapados dentro de los campos eléctricos y magnéticos».

Suena muy ingenioso, ¿verdad? Y lo es, en teoría. Pero no está exento de problemas prácticos significativos.

Según New Scientist, la cámara helicoidal debería ser bastante grande. Para ser precisos, alrededor de 200 metros de largo y 12 metros de diámetro.

Y necesitaría generar 165 megavatios de energía para producir 1 Newton de empuje. Es el equivalente de una estación de energía para producir la fuerza requerida para acelerar un kilogramo de masa por segundo al cuadrado. Por lo tanto, esto representa mucha entrada para una pequeña salida. Es horriblemente ineficiente.

Pero en el vacío del espacio? Simplemente podría funcionar. «El motor en sí podría alcanzar el 99 por ciento de la velocidad de la luz si tuviera suficiente tiempo y potencia», dijo Burns a New Scientist.

Burns señala el problema de eficiencia en su presentación, y también agrega que su trabajo no ha sido revisado por expertos, y puede haber errores en sus matemáticas. Así que por el momento, no tenemos exactamente los planos para un motor de viaje espacial completamente funcional aquí.

Lo que sí tenemos es un trabajo preliminar que podría usarse para desarrollar dicho motor.

Fuente: New Scientist.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

3 comentarios

  1. Interesante y emocionante a partes iguales, queda ver que sea revisado debidamente, por que si sale algo de esto… uffff

  2. Carlos de Santa-Ana el

    Por un lado, se lanza el propelente, el propulsor es el motor y si lo lanzas te quedas sin nada.Supongo que es un lost in translation.

    Tampoco tienen propelente las velas solares.

    Por otro, viene a ser lo mismo que se usa para impulsarse en un columpio o en un trapecio.Solo que en estos hay un apoyo desde el eje en la estructura que los soporta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: