Ingenieros prueban con éxito nuevo chip con velocidad de descarga de 44.2 Terabits por segundo

Publicado el
Ingenieros prueban con éxito nuevo chip con velocidad de descarga de 44.2 Terabits por segundo

(Monash University)

Investigadores de las universidades Monash, Swinburne y RMIT han probado y registrado con éxito la velocidad de datos de Internet más rápida de Australia y la del mundo, desde un solo chip óptico, capaz de descargar 1000 películas de alta definición en una fracción de segundo.

El pequeño dispositivo podría algún día reemplazar la infraestructura de Internet existente para alcanzar nuevos niveles de velocidad de descarga, proporcionando millones de datos amplios al mismo tiempo, incluso durante los períodos de mayor actividad.

Los detalles de esta nueva tecnología que fue capaz de alcanzar una velocidad de datos de 44.2 Terabits por segundo desde una sola fuente de luz han sido publicados en un estudio en la revista Nature Communications.

Los chips que hacen posible esta hazaña, llamados también chips de micropeine, no son exactamente nuevos, se inventaron hace una década. Pero con la creciente presión sobre nuestras carreteras de datos, la tecnología ahora se muestra prometedora como una forma de reducir y acelerar la tecnología detrás de nuestro Internet.

Este trabajo representa un récord mundial para el ancho de banda de una sola fibra óptica desde una sola fuente de chip.

Los investigadores afirman que un beneficio significativo del chip es su capacidad para aprovechar al máximo la infraestructura existente para satisfacer las demandas que podemos esperar en los próximos años.

Existe una preocupación apremiante de que los sistemas actuales tendrán dificultades en el futuro cercano. Reemplazar las carreteras de cables viejos para satisfacer nuestras necesidades es un ejercicio costoso y que requiere mucho tiempo y sin duda quedará en manos de las generaciones futuras para que lo descubran.

Mientras tanto, hay otros componentes que se pueden actualizar para ayudar a mejorar el flujo del tráfico. Una de ellas es la forma en que actualmente generamos las frecuencias de luz que transportan los bits y bytes por los cables a nuestras computadoras y dispositivos inteligentes.

Los láseres que brillan a diferentes frecuencias pueden crear una multitud de ‘canales’ para introducir información en los pequeños tubos de refracción. Dependiendo de la forma en que se espacia la luz, podemos iluminar hasta 80 canales en la red para todas nuestras necesidades de datos.

Este nuevo e innovador chip de micropeine podría configurarse para reemplazar los métodos existentes para crear todos esos canales, intercambiando 80 láseres separados por un solo generador de forma de onda de cristal que se puede sintonizar para formar un arco iris de ondas de luz.

El primer gran paso se ha dado con esta investigación. Para asegurarse de que su teoría fuera sólida, los investigadores conectaron un prototipo del dispositivo a más de 76 kilómetros de cable óptico ‘oscuro’ entre dos campus universitarios de Melbourne.

El equipo descubrió que podían maximizar la cantidad de datos para cada canal, demostrando una velocidad máxima potencial de 44.2 terabits por segundo desde el dispositivo. En condiciones ideales con el sistema adecuado, teóricamente te permitiría descargar 1,000 películas en un solo segundo. ¡Todo en alta definición!

Aunque algunos solo puedan ver el beneficio en sus descargas de Netflix, esto va más allá de la escala más amplia de para qué usamos nuestras redes de comunicación.

Estos datos se podrían usar para autos autónomos y transporte futuro y podrían ayudar a las industrias de la medicina, la educación, las finanzas y el comercio electrónico.

Si todo va bien, los centros de datos podrían estar usando estos chips para conectarse entre sí para comunicaciones más rápidas.

Quizás en unos años todos podamos decir adiós a los transmisores que desvían datos a unos pocos cientos de gigabytes por segundo. No solo en Australia, sino en todo el mundo.

Fuente: Science Alert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *