Intensa gravedad hace que una galaxia se observe en el firmamento al menos 12 veces

0

Un efecto llamado lente gravitacional fuerte ha permitido que el telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA vea doce veces la misma galaxia.

El Hubble utiliza lentes gravitacionales para estudiar objetos que de otra manera serían demasiado tenues y demasiado pequeños incluso para sus instrumentos extraordinariamente sensibles.

Apodada el Sunburst Arc, la galaxia PSZ1 G311.65-18.48 no es una excepción, a pesar de ser una de las galaxias con lentes gravitacionales más brillantes conocidas.

La lente hace que varias imágenes de esta galaxia sean entre 10 y 30 veces más brillantes. Esto le permite al Hubble ver estructuras tan pequeñas como 520 años luz de diámetro, una observación detallada rara de un objeto tan distante.

Esto se compara razonablemente bien con las regiones de formación estelar en las galaxias del Universo local, lo que permite a los astrónomos estudiar la galaxia y su entorno con gran detalle.

Las observaciones de Hubble mostraron que PSZ1 G311.65-18.48 existió en un momento mucho más temprano en la historia del Universo: un período conocido como la Época de Reionización, una era que comenzó solo 150 millones de años después del Big Bang.

Fue una era clave en el Universo temprano, una que terminó con las «edades oscuras», la época anterior a la creación de las primeras estrellas cuando el Universo estaba oscuro y lleno de hidrógeno neutro.

Una vez que se formaron las primeras estrellas, comenzaron a irradiar luz, produciendo los fotones de alta energía necesarios para ionizar el hidrógeno neutro.

Esto convirtió la materia intergaláctica en la forma principalmente ionizada en la que existe hoy.

Sin embargo, para ionizar el hidrógeno intergaláctico, la radiación de alta energía de estas primeras estrellas habría tenido que escapar de sus galaxias anfitrionas sin ser primero absorbidas por la materia interestelar.

Hasta el momento, solo se ha encontrado que un pequeño número de galaxias «filtran» fotones de alta energía al espacio profundo. Cómo escapó esta luz de las primeras galaxias sigue siendo un misterio.

El análisis de PSZ1 G311.65-18.48 ayuda a los astrónomos a agregar otra pieza al rompecabezas: parece que al menos algunos fotones pueden salir de la galaxia a través de canales estrechos en un medio neutro rico en gases. Esta es la primera observación de un proceso largamente teorizado.

Si bien es poco probable que este proceso sea el mecanismo principal que llevó al Universo a reionizarse, es muy posible que haya brindado un impulso decisivo.

Fuente: Science Alert.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.