Investigadores captan la mayor cantidad de peces registrada en el fondo del océano

Publicado el
Investigadores captan la mayor cantidad de peces registrada en el fondo del océano

Anguilas captadas en el fondo del océano / Deep Sea Fish Ecology Lab - Universidad de Hawái

Un equipo de investigadores se ha adentrado en las profundidades del océano y ha detectado un cardumen de 115 anguilas (Ilyophis arx). Esta inmensa cantidad de peces es la mayor registrada de una vez a más de 3.000 metros bajo el nivel del mar. El estudio fue publicado en Deep-Sea Research.   

El peligro de la minería

La Zona Clarion-Clipperton (CCZ) es una enorme extensión de lecho marino que se extiende desde Hawái casi hasta México. La CCZ es de particular interés para la minería porque contiene algunos de los metales y elementos más raros y más demandados de nuestro planeta. Esa industria ve a esta nueva región como una forma de reducir el trabajo humano y la destrucción de tierras preciosas.

Así mismo, ya se han emitido 16 contratos para la minería en aguas profundas en más de 1 millón de kilómetros cuadrados de esta zona. Sin embargo, los científicos solo han muestreado, explorado o incluso cartografiado una pequeña parte de los hábitats abisales profundos.

Por eso, la comunidad científica ha advertido que las actividades mineras podrían causar daños imprevistos a los ecosistemas de los que sabemos muy poco. Las llanuras abisales que cubren el fondo de nuestros océanos representan el 70% del fondo marino de nuestro planeta y se consideran el ecosistema más grande de la Tierra. 

Vida en los montes submarinos

Aunque generalmente se cree que estas profundidades contienen poca vida, esto podría no aplicarse a todas las cadenas montañosas submarinas, que bordean estos valles. Expediciones recientes entre montes submarinos sumergidos en las Galápagos y frente a la costa de Tasmania han revelado una abundancia inesperada de formas de vida.

Mucha de esta desconocida vida habita en las cumbres sumergidas que aún son lo suficientemente profundas como para ser consideradas abisales.

Para averiguar qué hay ahí abajo antes que comience la actividad minera, una expedición de científicos oceánicos partió hacia tres montes submarinos en la CCZ y sus llanuras circundantes. Las 3 cumbres analizadas se encuentran en lugares protegidos de las actividades extractivas, pero fueron elegidas porque se asemejan a áreas cercanas donde sí habrá operaciones.

Los investigadores desplegaron un vehículo operado por control remoto en cada una de estas montañas y dejaron caer un kilo de caballa como carnada. En las tres cumbres, los científicos registraron grandes cardúmenes de anguilas que se acercaban a alimentarse. Aunque ninguna apareció en las llanuras más profundas, que se encontraban aproximadamente a mil metros de profundidad.

Al capturar algunos de los animales en trampas, el equipo confirmó que se trataba de anguilas degolladas carroñeras, una especie poco conocida con menos de 10 especímenes en cautiverio en todo el mundo. Esta es la mayor cantidad de peces registrada hasta la fecha.

Es difícil hacer extrapolaciones a partir de estos breves encuentros. Pero si la gran cantidad de anguilas observadas en este estudio dice algo sobre la abundancia local, entonces la densidad de vida en estas profundidades podría ser inmensa. Más estudios, y en especial un mejor cuidado de la zona, serán necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *