Investigadores descubren huellas de humanos de hace 120 mil años en Arabia Saudita

Publicado el
Investigadores descubren huellas de humanos de hace 120 mil años en Arabia Saudita

Huellas de elefantes y camellos cerca de lago árabe / Stewart et al, Science Advances, 2020

En 2017 un estudiante de doctorado encontró de casualidad unas huellas cerca de lo que alguna vez fue un lago en Arabia Saudita. Ahora se sabe que se trata de uno de los rastros humanos más antiguos en la península arábiga. Los resultados del estudio fueron publicados en Science Advances.

Verde Arabia 

Aunque hoy en día, la Península Arábiga se caracteriza por vastos y áridos desiertos, esto no siempre fue el caso. La investigación durante la última década ha demostrado que debido a la variación natural del clima, la zona experimentó condiciones muy húmedas. Esto ocurrió durante un periodo conocido como el último interglaciar.

“En ciertos momentos del pasado, los desiertos que dominan el interior de la península se transformaron en extensos pastizales con lagos y ríos de agua dulce permanentes”, explicó el coautor del estudio, Richard Clark-Wilson de Royal Holloway.

El primer autor del artículo, Mathew Stewart, del Instituto Max Planck de Ecología Química, dijo a AFP que las huellas fueron descubiertas en 2017. Stewart estudiaba la erosión de los sedimentos suprayacentes en un antiguo lago llamado “Alathar” (“el rastro” en árabe).

“Las huellas son una forma única de evidencia fósil ya que proporcionan instantáneas que típicamente representan unas pocas horas o días”, dijo el investigador. “Una resolución que tendemos a no obtener de otros registros”, agregó. Las impresiones fueron fechadas utilizando luminiscencia estimulada ópticamente, una técnica que dispara luz a los granos de cuarzo y mide la cantidad de energía emitida por ellos.

La investigación

Los investigadores identificaron con seguridad como homínidos siete de los cientos de huellas descubiertas. Esto incluyó a cuatro que, dada su orientación, distancias entre sí y diferencias de tamaño, se interpretaron como dos o tres individuos que viajaban juntos.

Los investigadores argumentan que estos pertenecían a humanos modernos y no a neandertales. La razón de tal lógica es que no se sabe que nuestros primos extintos hayan estado presentes en la región más amplia del Medio Oriente en ese momento. Además, ni las estimaciones de estatura y masa de las impresiones sugieren se trató de neandertales.

“Sabemos que los humanos estaban visitando este lago al mismo tiempo que estos animales, e, inusualmente para el área, no hay herramientas de piedra”, dijo Stewart. Esto habría indicado que los humanos se establecieron allí a más largo plazo.

Los resultados

«Parece que estas personas estaban visitando el lago en busca de recursos hídricos y solo para alimentarse al mismo tiempo que los animales”. Los elefantes habrían sido una presa particularmente atractiva, y su presencia también sugiere otros abundantes recursos de agua dulce y vegetación.

Además de las huellas, los científicos recuperaron unos 233 fósiles. Es probable que los carnívoros se sintieran atraídos por los herbívoros en Alathar, similar a lo que se ve hoy en las sabanas africanas.

Por otro lado, el estudio demuestra que las rutas interiores, siguiendo lagos y ríos, pueden haber sido importantes para los humanos que salieron de África. La presencia de animales grandes como elefantes e hipopótamos, junto con pastizales abiertos y grandes recursos hídricos, puede haber hecho del norte de Arabia un lugar atractivo para los antiguos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.