La corriente de Magallanes puede estar 5 veces más cerca de nosotros de lo que creíamos

Publicado el
La corriente de Magallanes puede estar 5 veces más cerca de nosotros de lo que creíamos

Una vista del gas en el Sistema de Magallanes tal como aparecería en el cielo nocturno. / Colin Legg & Scott Lucchini

Calcular las distancias en el espacio es una tarea difícil, a pesar de nuestros avances tecnológicos. Un nuevo estudio ha encontrado que el flujo gaseoso que une las Nubes de Magallanes Grandes y Pequeñas está mucho más cerca de lo pensado. Los datos se publicaron en The Astrophysical Journal Letters.

Varias galaxias enanas orbitan la Vía Láctea, siendo las más grandes las Nubes de Magallanes Pequeñas y Grandes, visibles en los cielos del sur. Durante sus millones de años, la gravedad de estas galaxias les arrancó un arco de gas: la Corriente de Magallanes. Esta corriente ayuda a contar la historia y el futuro de la formación de la Vía Láctea y sus galaxias más cercanas.

La Corriente

Actualmente, modelos astronómicos desarrollados por científicos de la Universidad de Wisconsin recrean el nacimiento de la Corriente de Magallanes. El equipo descubrió que esta corriente podría estar cinco veces más cerca de la Tierra de lo que se pensaba anteriormente. Además, los hallazgos sugieren que la corriente puede colisionar con la Vía Láctea antes de lo esperado, ayudando a formar nuevas estrellas en nuestra galaxia.

El origen de la Corriente de Magallanes ha sido un gran misterio durante los últimos 50 años. “Propusimos una nueva solución utilizando nuestros modelos. Fue sorprendente que los modelos acercaran mucho más la Corriente a la Vía Láctea”, comentó Scott Lucchini, físico de la UW y autor principal.

Los nuevos modelos también proporcionan predicciones precisas de dónde se pueden encontrar estrellas en la corriente. Estas estrellas habrían sido arrancadas de sus galaxias progenitoras junto con el resto del gas, pero solo unas pocas han sido identificadas tentativamente. Futuras observaciones  podrán finalmente detectarlas y confirmar que la reconstrucción del origen de la nueva corriente es correcta.

“Esto cambia el paradigma de la Corriente”, dice Lucchini. “Algunos pensaron que las estrellas eran demasiado débiles para ver porque estaban demasiado lejos. Pero ahora podemos notar que el Flux está básicamente en la parte exterior del disco de la Vía Láctea”, agrega.

El estudio

El trabajo está basado en datos recientes y en otras suposiciones sobre la historia de las Nubes de Magallanes y la Corriente. En 2020, el equipo de investigación predijo que la corriente estaba rodeada por una gran corona de gas caliente.

Por eso, incluyeron esta nueva corona en sus simulaciones, mientras tenían en cuenta un nuevo modelo de galaxias enanas que sugiere que tienen una historia relativamente corta de orbitar a su alrededor, unos 3 mil millones de años. Agregar la corona al problema cambió la historia orbital de la nube.

En esta nueva reconstrucción, cuando las galaxias enanas fueron capturadas por la Vía Láctea, la Pequeña Nube de Magallanes orbitó la Gran Nube de Magallanes en una dirección opuesta a la que suponían los científicos. A medida que las galaxias enanas en órbita recogían gas entre sí, crearon la Corriente de Magallanes.

La órbita en la dirección opuesta empujó y tiró de la corriente hacia la Tierra, en vez de extenderse más hacia el espacio intergaláctico. El acercamiento más cercano de la corriente probablemente estará a solo 20 kiloparsecs de la Tierra, o aproximadamente a 65,000 años luz de distancia. Las propias Nubes tienen entre 55 y 60 kiloparsecs.

El futuro

La distancia modificada cambia nuestra comprensión de la corriente. Esto significa que nuestras estimaciones de muchas de las propiedades de flujo, como la masa y la densidad, deberán revisarse.

Si el flujo está tan cerca, probablemente solo tenga un quinto de la masa estimada previamente. El primer plano del flujo significa que este gas comenzará a combinarse con la Vía Láctea en unos 50 millones de años, proporcionando el material fresco necesario para iniciar el proceso de nacimiento de estrellas en la galaxia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.