La depresión está relacionada con el deterioro de la función renal, incluso en personas con riñones sanos

Publicado el
La depresión está relacionada con el deterioro de la función renal, incluso en personas con riñones sanos

(GoogleImages)

La depresión no solo afecta el estado emocional sino a la total calidad de vida de las personas que la padecen. De hecho, según un nuevo estudio la depresión también generaría una disminución rápida de la función renal.

Depresión

La depresión es un trastorno mental frecuente caracterizado por una tristeza recurrente, pérdida de interés, desordenes de sueño y apetito, entre otros signos. Llega a afectar el desarrollo de nuestras actividades diarias y en ocasiones se vuelve crónica. Es bastante común en adultos de mediana edad, en los que puede desencadenar en una serie de problemas físicos y mentales. Debido a que a más de 300 millones de personas la padecen a nivel global, cada vez hay más interés por parte de la comunidad científica en elucidar las causas y vías de desarrollo de la enfermedad para conseguir tratamientos más acertados.

Un nuevo estudio, pronto publicado en CJASN, ha encontrado que las personas con síntomas depresivos tienen más probabilidades de experimentar una disminución rápida de la función renal en el trascurso de su vida. Los resultados mostraron que los participantes con síntomas depresivos frecuentes tenían 1.4 veces más probabilidades de experimentar una disminución rápida de la función renal, a comparación de los participantes cuyos síntomas eran poco frecuentes. Este fenómeno se apreció incluso en pacientes con riñones sanos.

“La ERC (Enfermedad Renal Crónica) es un factor de riesgo principal de enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal y mortalidad en todo el mundo”, señaló el investigador Xianhui Qin de la Universidad Médica del Sur de China. “Por lo tanto, la identificación de factores de riesgo más modificables posiblemente reduciría la enorme carga de la ERC y sus complicaciones relacionadas gracias a la detección y prevención tempranas”, agregó Qin.

El estudio

El equipo examinó la información de 4.763 personas con riñones sanos al inscribirse en el Estudio longitudinal de salud y jubilación de China (CHARLS). Al comienzo, el 39% de los participantes solo tenían síntomas depresivos altos y durante una mediana de seguimiento de 4 años, 260 (6%) participantes experimentaron un rápido deterioro de la función renal.

“Si bien nuestro estudio no muestra causalidad, demostró que los síntomas de alta depresión se asociaron significativamente con una rápida disminución de la función renal entre los adultos chinos con función renal normal”, dijo Qin.
“Si se confirman más, nuestros datos proporcionan alguna evidencia para la detección de síntomas depresivos y las intervenciones psicosociales efectivas a fin de mejorar la prevención de la ERC”, enfatizó.

El trastorno depresivo mayor es una condición compleja aún sin entender. Lo que colectivamente colocamos en una sola categoría parece ser más de una condición, una fracción que sería imposible de tratar con productos farmacéuticos convencionales.

Incluso para los que controlan exitosamente su condición por medio de medicamentos, es una decisión que no se revierte fácilmente. De cada diez seres humanos, uno sufre un trastorno depresivo mayor en algún momento de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.