La matemática Karen Uhlenbeck es la primera mujer en recibir el prestigioso Premio Abel

0

La matemática estadounidense Karen Uhlenbeck ganó el Premio Abel de este año, convirtiéndose en la primera mujer en llevarse a casa el prestigioso premio de matemáticas, anunció la Academia de Ciencias y Letras de Noruega el 19 de marzo.

Uhlenbeck, profesora emérita de la Universidad de Texas en Austin y actualmente profesora en la Universidad de Princeton, se llevó el premio por sus «logros pioneros en ecuaciones diferenciales parciales geométricas, teoría del calibre y sistemas integrales y por el impacto fundamental de su trabajo en el análisis de la geometría y física matemática.

Uhlenbeck es considerada uno de los pioneros del campo del análisis geométrico, que es el estudio de las formas utilizando lo que se conoce como ecuaciones diferenciales parciales. (Estas ecuaciones incluyen las derivadas, o tasas de cambio, de múltiples variables diferentes como x, y y z).

Además revolucionó otra área de la física matemática conocida como teoría de campo gauge.

A veces, al tratar de estudiar las superficies, los matemáticos se encuentran con grandes problemas llamados singularidades. Las singularidades son puntos en los cálculos que son tan «horribles» que no se pueden hacer cálculos. Para poner tener una idea mejor imaginemos una colina puntiaguda al revés; un lado sube y tiene una pendiente positiva y el otro baja y tiene una pendiente negativa. Pero hay un punto en el medio que ni sube ni baja, y quiere tener ambas pendientes. Ese es un punto problemático … una singularidad.

Pues resulta que las teorías de campo gauge, que son un conjunto de ecuaciones de física cuántica que definen cómo deberían comportarse las partículas subatómicas, como los quarks, tenían algunas de estas singularidades.

Uhlenbeck demostró que si no tiene demasiada energía y está operando en un espacio de cuatro dimensiones, puede encontrar un nuevo conjunto de coordenadas donde la singularidad desaparece, Estableció que este nuevo conjunto de coordenadas satisface una ecuación diferencial parcial que hace que las ecuaciones de la teoría del gauge sean más manejables.

Pero su alcance se extiende más allá de su destreza matemática; También ha sido una mentora importante para las mujeres en ciencias y matemáticas. Por ejemplo, co-fundó un programa llamado «Mujeres y Matemáticas en Princeton”.

“Soy consciente del hecho de que soy un modelo a seguir para las mujeres jóvenes en matemáticas», dijo Uhlenbeck en el comunicado. «Sin embargo, es difícil ser un modelo a seguir, porque lo que realmente necesitas hacer es mostrarles a los estudiantes cómo pueden ser las personas imperfectas y aún así tener éxito … Puede que sea una matemática maravillosa y famosa por eso, pero también soy muy humana».

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.