La mejor forma de «sonreír como gato» es parpadeando lentamente, confirma estudio

Publicado el
La mejor forma de «sonreír como gato» es parpadeando lentamente, confirma estudio

Entrecerrar los ojos demuestra confianza en los gatos / Universidad de Sussex

Cualquiera que haya tenido un gato sabe que comunicarse con ellos a veces es un poco complicado. Pero según una investigación publicada en Scientific Reports, somos nosotros los que no enviamos las señales adecuadas a nuestros aparentemente distantes compañeros.

Según los científicos de la Universidad de Sussex (S.U.) los felinos muestran un lenguaje corporal amistoso entrecerrando los ojos y parpadeando lentamente. Al observar las interacciones entre gatos y humanos, confirmaron que esta expresión hace que los gatos se acerquen y sean receptivos a nosotros.  

Este comportamiento ya es conocido para los dueños de gatos: los gatos entrecierran los ojos y luego parpadean lentamente. Es similar a cómo los ojos humanos se estrechan cuando sonríen, y generalmente ocurre cuando el gato está relajado y contento. La expresión se interpreta como una especie de “sonrisa gatuna”.

Experimentos

La evidencia anecdótica ha insinuado que los humanos pueden copiar esta expresión para comunicar a los gatos que somos amigables y abiertos a la interacción. Con eso, un equipo de psicólogos dirigido por Karen McComb de la S.U. diseñó dos experimentos para determinar si los gatos se comportaban de manera diferente con los humanos que parpadeaban lentamente. 

En el primer experimento, los amos parpadearon lentamente ante 21 gatos de 14 hogares diferentes. Una vez que el felino se acomodó y se sintió cómodo, se les indicó a los dueños que se sentaran a un metro de distancia y parpadearan lentamente cuando el gato los miraba. Las cámaras registraron tanto la cara del dueño como la del gato, y los resultados se compararon con cómo los gatos parpadean sin interacción humana.

Los resultados mostraron que los gatos son más propensos a parpadear lentamente a sus humanos después de que estos últimos lo hacen. Esto no ocurre cuando los humanos no realizan este gesto.

El segundo experimento incluyó a 24 gatos de 8 hogares diferentes. Esta vez, no fueron los dueños quienes parpadearon, sino los investigadores, que no habían tenido contacto previo con los animales. Como control, registraron a los gatos respondiendo a humanos que los miraron sin parpadear.

Los investigadores realizaron el mismo proceso de parpadeo lento que el primer experimento, agregando una mano extendida hacia el gato. Y descubrieron que no solo era más probable que los gatos parpadearan, sino que era más probable que se acercaran a la mano del humano.

Los resultados

“Este estudio es el primero en investigar experimentalmente el papel del parpadeo lento en la comunicación entre gatos y humanos”, dijo McComb. “Y es algo que puedes probar tú mismo con tu propio gato en casa o con los gatos que conoces en la calle. Es una excelente manera de mejorar el vínculo que tienes con los gatos”, añadió.

Aun no se sabe por qué los gatos parpadean lentamente ante los humanos. Se ha interpretado como un medio para señalar intenciones benignas, ya que se cree que los gatos interpretan la mirada fija ininterrumpida como una amenaza. Pero también es posible que los gatos hayan desarrollado la expresión ya que los humanos responden positivamente a ella. Siempre es difícil saber con los animales domesticados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.