La muerte súbita durante el sexo también ocurre en adultos jóvenes

Publicado el
La muerte súbita durante el sexo también ocurre en adultos jóvenes

Estudio encuentra que los adultos jóvenes también son propensos a la muerte súbita durante el sexo.

Muerte súbita

El sexo tiene una serie beneficios para la salud física y mental, como mejorar el sistema inmunológico y reducir la hipertensión. Además, durante el sexo y con el orgasmo, se libera oxitocina, la hormona del amor, importante para crear vínculos fuertes entre las personas. Sin embargo, algunas personas pueden morir súbitamente durante o después del sexo.

David C. Gaze, de la Universidad de Westminster, explica que aquello sería causado por el esfuerzo, medicamentos prescritos o, drogas ilegales, como la cocaína.

Un estudio forense post-mortem en Alemania de 32 mil muertes repentinas durante 33 años encontró que el 0,2% de los casos ocurrieron durante la actividad sexual. Los casos son mayoritariamente de hombres y la causa más frecuente fue un infarto de miocardio. Los análisis de muerte cardíaca súbita y actividad sexual de EE. UU., Francia y Corea del Sur muestran resultados similares.

Claro que el riesgo de muerte cardíaca súbita aumenta con el envejecimiento pero, la muerte súbita no se limita solo a hombres de mediana edad.

Hombres y mujeres

Recientemente, científicos de la Universidad de Londres, investigaron la muerte cardíaca súbita en 6847 casos remitidos al centro de patología cardíaca de St George’s entre enero de 1994 y agosto de 2020. De estos, 17 (0,2 %) ocurrieron durante o dentro de la primera hora de actividad sexual. La edad promedio de muerte fue de 38 años, y el 35% de los casos sucedió en mujeres, un porcentaje más alto que en estudios previos.

Por lo general, estas muertes no fueron causadas por ataques cardíacos, como se ve en hombres mayores. En el 53 % de los casos se encontró que el corazón era estructuralmente normal, pero un ritmo cardíaco anormal repentino fue la causa de muerte. En el 12% de los casos, la causa fue la disección aórtica, un desgarro en la capa interna de la arteria que hace que se abulte y reviente.

Los casos restantes se debieron a anomalías estructurales como la miocardiopatía o a un grupo raro de afecciones genéticas conocidas como canalopatías. Esta es una enfermedad provocada por una anomalía en el funcionamiento de los canales que permiten el paso del sodio y potasio en las células cardíacas, lo cual altera la corriente eléctrica a través del músculo cardíaco cambiando la forma en que late. Un ritmo cardíaco alterado puede causar falta de oxígeno y conducir a un paro cardíaco repentino.

La investigación publicada en JAMA Cardiology, sugiere que la muerte cardíaca súbita en personas menores de 50 años se debe principalmente al síndrome de muerte súbita arrítmica o cardiomiopatías.

Gaze recomienda que los adultos más jóvenes diagnosticados con estas condiciones deben consultar a su cardiólogo sobre el riesgo asociado con la actividad sexual. No obstante, la baja incidencia de muerte en estos estudios sugiere que el riesgo es muy bajo, incluso en personas con enfermedades cardíacas existentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.