La NASA finalmente abre el receptáculo de la misión OSIRIS-REx

Publicado el
La NASA finalmente abre el receptáculo de la misión OSIRIS-REx

Una perspectiva superior del cabezal del mecanismo de adquisición de muestras Touch-and-Go (TAGSAM) de OSIRIS-REx, sin su cubierta, revela el remanente de la muestra de asteroide alojada en su interior. / NASA/Erika Blumenfeld y Joseph Aebersold

Finalmente, tras meses de meticulosos esfuerzos, el equipo de la misión OSIRIS-REx de la NASA logró abrir el receptáculo que albergaba las muestras del asteroide Bennu. Este acceso a la muestra se presenta como un aspecto crucial de la misión, generando entusiasmo en la comunidad científica.

Los técnicos de la NASA retiraron dos sujetadores que aseguraban las muestras de Bennu dentro de la cápsula de la nave espacial. Estas representan un tesoro científico al contener pistas potenciales sobre los misterios de la formación y evolución de nuestro sistema solar.

 

Obstáculos

La nave espacial OSIRIS-REx, ahora rebautizada como OSIRIS-APEX, se embarcó en esta ambiciosa misión en 2023. Destaca por ser la primera misión estadounidense en devolver muestras de un asteroide a la Tierra. A pesar de los desafíos enfrentados para acceder a las muestras, la perseverancia y la experiencia del equipo dieron frutos.

Al inicio, el equipo se enfrentó a un obstáculo significativo: dos de los 35 sujetadores en el cabezal del mecanismo de adquisición de muestras Touch-and-Go (TAGSAM) mostraban resistencia a las herramientas aprobadas para su uso en la misión. Aunque desde el exterior del cabezal TAGSAM se podían alcanzar aproximadamente 70,3 gramos del material del asteroide, la complejidad con los sujetadores resultó en que la mayoría de las muestras quedaran atrapadas dentro de la cápsula.

 

Hora de trabajar 

Ahora, con los sujetadores retirados exitosamente, el equipo de conservación de astromateriales de la NASA en el Centro Espacial Johnson está listo para continuar con la siguiente fase de la misión. El equipo desmontará con cuidado la cabeza TAGSAM para acceder y estudiar el remanente del asteroide.

Este material, compuesto por polvo y rocas de hasta aproximadamente un centímetro de tamaño, posee un inmenso valor científico. En las próximas semanas, el equipo determinará la masa final de la muestra, un dato muy esperado por la comunidad científica.

La NASA planea catalogar todas las muestras de Bennu y publicar la lista completa a finales de este año. Esta iniciativa permitirá que científicos e instituciones de todo el mundo soliciten muestras con fines de investigación o exhibición, abriendo así nuevas vías para la exploración científica  y mejorando nuestra comprensión de los asteroides en nuestro entorno cósmico.

 

Asteroides 

Bennu, un asteroide considerado una roca espacial primitiva que se cree que se formó en los primeros días de nuestro sistema solar, ofrece la oportunidad de analizar muestras que podrían arrojar luz sobre la dinámica y composición del sistema solar primitivo.

En un giro fascinante, la nave espacial OSIRIS-REx, tras completar su misión principal, ha emprendido un nuevo viaje como OSIRIS-APEX. Su nueva misión implica un viaje de cinco años para estudiar Apophis, en honor al antiguo dios egipcio del caos, a medida que se acerca a la Tierra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *