La NASA quiere usar esta ingeniosa mochila-radar para sus misiones tripuladas a la Luna

Publicado el
La NASA quiere usar esta ingeniosa mochila-radar para sus misiones tripuladas a la Luna

Prototipo del tamaño de una mochila para Kinematic Navigational and Cartography Knapsack (KNaCK) de la NASA, un escáner lidar móvil ahora en desarrollo para apoyar las misiones científicas y de exploración lunar. / NASA/Michael Zanetti

La NASA está alistando todo para cuando los humanos regresen a la Luna en la misión Artemis. Uno de los retos que sus astronautas tendrán que solucionar es la navegación por un terreno sin puntos de referencia. Para eso, la agencia cree tener la respuesta: una mochila

Investigadores de la NASA y colaboradores de la industria diseñaron un nuevo paquete de alta tecnología para navegar por territorios desconocidos en el espacio exterior. La mochila, denominada Kinematic Navigation and Cartography Knapsack (KNaCK), utiliza un sistema de mapeo de detección remota que crea mapas tridimensionales de alta resolución. 

Mochila-radar 

KNaCK funciona midiendo las distancias de superficies y objetos cercanos con un láser pulsado. El láser, un lidar de onda continua modulada en frecuencia (FMCW), es capaz de medir millones de puntos por segundo, para luego crear un mapa del terreno circundante que permitirá a los astronautas explorar las regiones menos exploradas de la Luna.  

La tecnología dinámica de la NASA es similar a la que usan los autos inteligentes para alertar a sus conductores de posibles colisiones. El láser puede percibir detalles como la topografía del paisaje, profundos barrancos, cuevas y montañas, incluso en completa oscuridad.

«Básicamente, el sensor es una herramienta topográfica tanto para la navegación como para el mapeo científico”, señala Michael Zanetti, jefe del proyecto KNaCK. El aparato es capaz de crear mapas 3D de ultra alta resolución con una precisión de centímetros y brindar un rico contexto científico.

«También ayudará a garantizar la seguridad de los astronautas y vehículos rover en un entorno sin GPS como la Luna”, agregó Zanetti. El sistema identificará distancias reales a puntos de referencia lejanos y mostrará a los exploradores en tiempo real lo que han recorrido y cuánto les queda para llegar a su destino.

Artemis 

Como parte del programa Artemis, la NASA planea que los astronautas regresen a la Luna para el 2025. El equipo aterrizará cerca del polo sur lunar, pues según evidencia previa el área puede contener hielo de agua bajo la superficie. 

Los astronautas necesitarán una mochila-radar como KNaCK ya que el área en el polo sur de la Luna está envuelta en las sombras, lo cual claramente les dificulta calcular distancias en el satélite. KNaCK de igual forma permitirá a los astronautas estimar la cantidad exacta de oxígeno que necesitarán para completar sus misiones.

«Como seres humanos, tendemos a orientarnos en función de puntos de referencia: un edificio específico, una arboleda. Sin embargo, esas cosas no existen en la Luna”, comenta Zanetti en un comunicado. 

Visata de drone del prototipo KNaCK.
Vista de drone del prototipo KNaCK. / NASA/Michael Zanetti

KNaCK permitirá continuamente a los exploradores que atraviesan la superficie lunar determinar su propio movimiento, dirección y orientación hacia picos distantes o hacia su base de operaciones. Además, podrán marcar sitios específicos donde encontraron algún mineral único o formación rocosa, para que otros puedan regresar fácilmente para seguir estudiando. 

Actualmente, la NASA está trabajando para reducir el peso y el tamaño de la mochila. KNaCK pesa 18 kilos, pero el equipo prevé que la tecnología llegará a ser lo bastante pequeña como para caber en un casco de astronauta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.