La neuroplasticidad explica cómo los lados del cerebro se pueden comunicar a pesar de no tener cuerpo calloso

Publicado el
La neuroplasticidad explica cómo los lados del cerebro se pueden comunicar a pesar de no tener cuerpo calloso

Cerebro sin cuerpo calloso / Vanessa Siffredi/UNIGE

Algunas personas nacen sin el cuerpo calloso que trasmite información a las dos mitades de nuestro cerebro. Pero la forma en que se adaptan los cerebros es realmente extraordinaria y misteriosa. Ahora, una investigación fue publicada en Cerebral Cortex arroja un poco de luz sobre este asunto.

Los estudios han demostrado que el cerebro de las personas que nunca desarrollan esta importante estructura igual se reconectan y crean vías completamente nuevas. Las nuevas conectividades redirigen las señales a través de otras regiones del cerebro, manteniendo la comunicación fluyendo a través de la división a través del cerebro medio y anterior.

Las nuevas fibras construidas para reconectar los dos hemisferios del cerebro, llamadas haces de Probst, no son un reemplazo perfecto para el cuerpo calloso. Sin embargo, “notablemente, se mantiene la comunicación entre los dos hemisferios”, explica la neurocientífica Vanessa Siffredi de la Universidad de Ginebra.

Agenesia del cuerpo calloso

Gran parte del proceso sigue siendo un misterio, pero la nueva investigación ha revelado que la plasticidad del cerebro en niños que carecen de un cuerpo calloso es aún más profunda. Los investigadores observaron que sus cerebros también crean muchas nuevas conexiones dentro de cada hemisferio. Esto ayuda a mantener la función cerebral general.

Aproximadamente una de cada 4.000 personas nace sin un cuerpo calloso. Esta estructura de aproximadamente 190 millones de axones suele medir 10 centímetros y se desarrolla en el útero alrededor de las 20 semanas de gestación.

Aproximadamente la mitad de las personas que nacen sin un cuerpo calloso (llamado agenesia del cuerpo calloso) tienen dificultades de aprendizaje y memoria. Algunos también pueden tener poca atención, menos flexibilidad cognitiva e incluso verse afectados aún más gravemente. Sin embargo, una cuarta parte de las personas con el diagnóstico no muestran signos visibles de ningún tipo de deterioro.

El estudio

Los investigadores pensaron que observar la conectividad de las fibras neuronales dentro de cada hemisferio podría ayudar a explicar esta variabilidad en los efectos. En el estudio, se escaneó el cerebro de 20 menores (de 8 a 17 años) que nacieron sin un cuerpo calloso o con uno incompleto.

Los investigadores utilizaron una máquina de resonancia magnética para observar las conexiones entre las diferentes partes de su cerebro. Estos se compararon con exploraciones tomadas de 29 niños con un cuerpo calloso intacto. Además del escaneo, los niños también completaron tareas para evaluar su memoria de trabajo, atención y habilidades de aprendizaje verbal.

Al analizar las conexiones estructurales, el equipo descubrió que el cerebro responde fortaleciendo las vías neuronales dentro de cada uno de sus dos hemisferios. Los niños con agenesia del cuerpo calloso mostraron una mayor conectividad dentro de cada hemisferio cerebral que el grupo de niños sanos.

Neuroplasticidad

Increíblemente, al analizar los vínculos funcionales a través de escáneres cerebrales (de 16 niños sin cuerpo calloso), no hubo diferencias significativas entre los dos grupos. Incluso sin un cuerpo calloso, las artes del cerebro todavía se comunicaban activamente con otras áreas, tanto dentro de los hemisferios como entre ellos. Esta conectividad funcional era comparable a sus pares sanos con un cuerpo calloso normalmente desarrollado.

Estos sorprendentes resultados muestran cómo la neuroplasticidad puede triunfar sobre lo que parecen ser enormes deficiencias estructurales en el desarrollo del cerebro. Es más, también se descubrió que una mayor conectividad estructural dentro de los hemisferios se asoció con mejores resultados de aprendizaje, memoria de trabajo y a largo plazo, y atención. 

Una respuesta a «La neuroplasticidad explica cómo los lados del cerebro se pueden comunicar a pesar de no tener cuerpo calloso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *