La sonda InSight registró por primera vez la caída de meteoritos en Marte

Publicado el
La sonda InSight registró por primera vez la caída de meteoritos en Marte

Estos cráteres se formaron por el impacto de un meteorito en Marte el 5 de septiembre de 2021, el primero en ser detectado por InSight de la NASA. / NASA/JPL-Caltech/University of Arizona

La sonda InSight y el satélite Mars Reconnaissance Orbiter ayudaron a detectar los lugares en Marte donde habían caído meteoritos. En total, se identificaron cuatro casos de este tipo en dos años de observación. Los detalles del descubrimiento fueron publicados en Nature Geoscience.

Los impactos juegan un papel importante en la evolución de los planetas, y lo mismo ocurre con los asteroides. En el caso de los planetas, los impactos de meteoritos, cometas o asteroides provocan cambios en la composición de la atmósfera y la topografía.

Tomando como ejemplo a nuestro planeta, eventos tan grandes provocaron algunas extinciones masivas en el pasado. Incluso se considera que serían los responsables de suministrar agua y moléculas orgánicas a la joven Tierra

Cuando un meteoroide ingresa a la atmósfera y choca con la superficie terrestre, surgen ondas acústicas y sísmicas no estacionarias que pueden ser detectadas. Sin embargo, hasta el momento no se han presentado casos de observaciones extraterrestres donde se establecería una clara relación entre los datos sísmicos y los nuevos cráteres de impacto.

 

Impacto marciano

Ahora, un equipo de científicos planetarios dirigido por Raphael F. García de la Universidad de Toulouse ha alcanzado este hito. El equipo asegura haber identificado por primera vez cuatro eventos de meteoritos en Marte basados ​​en datos sísmicos y cráteres encontrados visualmente. 

Los investigadores utilizaron datos sísmicos recopilados por el sismógrafo SEIS de la estación automática InSight. Así mismo, usaron imágenes de la cámara CTX del Mars Reconnaissance Orbiter, un satélite que orbita el planeta rojo. 

Los eventos fueron llamados: S0986c, S0793a, S0981c y S0533a. Todos fueron registrados por SEIS el 5 de septiembre, 18 de febrero y 31 de agosto de 2021 y 27 de mayo de 2020, respectivamente.  

El dispositivo registró señales en el rango de frecuencia de 0,4 a 4,0 Hz. Estas correspondían a ondas P y S sísmicas y vibraciones del suelo producidas por ondas acústicas generadas por impactos. Las fuentes se ubicaron a una distancia estimada de 84 a 286 kilómetros de la estación. Las magnitudes de los martemotos (Mv) causados ​​por eventos de impacto se estiman en 1,2–1,6.

 

Los resultados 

Los sitios potenciales de impacto de meteoritos fueron fotografiados posteriormente por el Mars Reconnaissance Orbiter. En todos los casos, el cráter detectado cae en la elipse correspondiente de la posible posición del cráter en base a los datos sísmicos. El diámetro del lugar del impacto es de 3,9-11,9 metros, y la masa estimada es de 10,6 a 42,1 kilogramos. 

Los científicos señalan que estos resultados demuestran la posibilidad de utilizar eventos de impacto en los cuerpos del sistema solar como fuentes de señales sísmicas para estudiar su estructura interna. Además, nos ayudarían a estimar la frecuencia de caída de meteoritos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.