La sonda marciana MAVEN presentó una falla crítica pero ya está operativa nuevamente

Publicado el
La sonda marciana MAVEN presentó una falla crítica pero ya está operativa nuevamente

NASA's Goddard Space Flight Center

La sonda MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) vuelve a estar en línea después de una falla grave en su sistema de orientación. La nave que explora la atmósfera marciana, regresó a su trabajo científico y ha reanudado la transmisión de los datos de los rovers a la Tierra. Ahora, empleará las estrellas para navegar a través del espacio, informó la NASA.

MAVEN ha estado estudiando la evolución de la atmósfera de Marte y los mecanismos detrás de su pérdida desde 2014. En estos momentos la nave está observando el Planeta Rojo como parte de un programa científico ampliado, el cual hace poco se extendió por otros tres años.

La sonda ha realizado muchos descubrimientos. Por ejemplo, encontró evidencia de viento solar destruyendo la atmósfera del Planeta Rojo, y detectó por primera vez auroras de protones en Marte

Asimismo, halló capas de larga duración de iones metálicos de alta energía en la atmósfera superior marciana. Por otro lado, MAVEN actúa como repetidor para la comunicación de los rovers con nuestro planeta. 

Fallas críticas  

Los problemas con MAVEN comenzaron el 22 de febrero de 2022, cuando se perdió la comunicación mientras se trabajaba con el módulo de medición inercial. Luego de restablecida la conexión, resultó que la nave no podía usar ni la unidad IMU-1 principal ni la IMU-2. Esta última funciona como respaldo para controlar su orientación.

El equipo de la NASA intentó reiniciar la computadora principal a bordo y la sonda cambió a la computadora de respaldo (y al modo seguro). Todos estos cambios hicieron que la misión detenga todas las observaciones científicas y la transmisión de datos de los rovers. Sin embargo, la falla continuó.

Los especialistas decidieron cambiar y usar solo rastreadores de estrellas para la navegación. Esta idea ya había sido discutida anteriormente debido a anomalías en el funcionamiento y proximidad al final de la vida útil de los módulos.

Más adelante, el 19 de abril, la NASA completó el desarrollo y la transferencia de una actualización de software a la sonda, deshabilitando ambas IMU y sacándola del modo seguro. No obstante, la nave espacial solo pudo realizar observaciones científicas limitadas, debido al constante intercambio de datos con la Tierra y la prueba de equipos. 

Solución a medias

Ahora, el 28 de mayo, la nave volvió a sus observaciones científicas normales y transmitió datos de los rovers. El uso de sensores guiados por las estrellas funcionó. Aún así, la IMU deberá encenderse todos los años, por lo que el equipo deberá continuar buscando nuevas formas de controlar la altitud de MAVEN.

Los problemas también significaron que MAVEN pasó un mes más sin poder servir como satélite de retransmisión para las misiones InSight, Curiosity y Perseverance. Los tres robots de la NASA están actualmente activos en la superficie marciana.  

MAVEN no es la única sonda que participa en este trabajo, pero sí es la que soporta una de las mayores cargas. Su interrupción de tres meses significó una reducción importante de la ciencia de MAVEN, así como una reducción de la ciencia de Marte en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.