La sonda New Horizons parece haber descubierto una enorme “pared de hidrógeno” al borde del sistema solar

9

Todo parece indicar que hay una “pared de hidrógeno” en el borde de nuestro sistema solar, y los científicos de la NASA piensan que su nave espacial New Horizons puede verla. Esa pared se encontraría en el límite exterior, donde termina nuestra burbuja de viento solar y donde se acumula una masa de materia interestelar demasiado pequeña para atravesar ese viento, presionando hacia adentro. Los poderosos chorros de materia y energía de nuestra estrella anfitriona fluyen hacia afuera durante un largo tramo después de dejar el Sol, mucho más allá de la órbita de Plutón. Pero en cierto punto, se agotan y un límite visible se forma. Por un lado están los últimos vestigios del viento solar. Y en el otro lado, en la dirección del movimiento del Sol a través de la galaxia, hay una acumulación de materia interestelar, incluido el hidrógeno. Y ahora los investigadores de la NASA están bastante seguros de que New Horizons, la sonda que pasó rozando a Plutón en el 2015, puede ver ese límite.

Lo que definitivamente ve la New Horizons, según informaron los investigadores en un artículo publicado el 7 de agosto en la revista Geophysical Research Letters, es algo de luz ultravioleta extra, del tipo que los investigadores esperarían que produjera una pared de hidrógeno galáctico. Esto también reprodujo una señal ultravioleta en las dos naves Voyager, las sondas de viajes más lejanos de la NASA, que se lanzaron a fines de la década de 1970, descubiertas en 1992.

Se piensa que la pared está donde se encuentra la heliopausa. Credit NASA

Sin embargo, advirtieron los investigadores, esa señal no es una señal segura de que New Horizons ha visto la pared de hidrógeno, o que la Voyager lo hizo. Las tres sondas podrían haber detectado la luz ultravioleta de alguna otra fuente, que emanaba mucho más profundo de la galaxia, escribieron los investigadores.

Pero Alice, el instrumento a bordo de New Horizons responsable de este hallazgo, es mucho más sensible que cualquier cosa que las Voyager tuvieran a bordo antes de comenzar su propio viaje fuera del sistema solar, escribieron los investigadores. Y dijeron que esperan que Alice funcione de 15 a 20 años más.

New Horizons continuará escaneando el cielo en busca de luz ultravioleta dos veces al año, escribieron los investigadores, e informarán lo que se ve en la Tierra.

Si nuestras estimaciones son correctas, para cuando la misión finalice en aproximadamente 10 a 15 años, es de esperar que casi haya llegado a la pared. En ese punto, podríamos estar seguros si está allí o no.

Fuente: Science Alert

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

9 comentarios

    • Si, pero se pone en riesgo algún meteoro o asteroide que no hayan sido estudiados y que tal ves téngan minerales o incluso moléculas que puedan ser clave para saber cómo se crean las estrellas y galaxias con más detalle

  1. Siempr imagine algo así, que el viento solar en realidad no se esparcia eternamente como las ondas de radio, sinl como esas particulas son algo fisico chicaban unas con otras y perdían fuerza para avanzae formando una burbuna donde se medio estanque el viento solar… más o menos eso imaginé

  2. Hidrógeno,habrá por ahí una pared de oxigeno?Seremos capaces de sobrevivir respirando otros gases? quizás con una especie de catalizador como el de los automóviles que convierten gases contaminantes en no contaminantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: