La sonda Voyager 1 está enviando extraños datos desde fuera del Sistema Solar

Publicado el
La sonda Voyager 1 está enviando extraños datos desde fuera del Sistema Solar

(NASA/JPL-Caltech)

La mítica sonda Voyager 1 de la NASA está enviando datos extraños, desconcertando a sus ingenieros. Los datos de telemetría provenientes de la veterana nave serían incorrectos o generados de manera aleatoria, concluyó el equipo de la misión que los analizó. Los especialistas están buscando la posible fuente del problema, así lo afirma la agencia en su página web.

La Voyager 1 fue lanzada al espacio en 1977, su vida útil inicial era de cinco años. Durante ese tiempo se suponía que el dispositivo estudiaría los planetas exteriores del sistema solar. Sin embargo, ambas Voyagers siguen funcionando, hace unos años abandonaron la heliosfera y se adentraron en el espacio interestelar, el cual están explorando. 

La primera nave actualmente ostenta el título del objeto hecho por el hombre más distante de la Tierra. En estos momentos, la Voyager 1 se encuentra a una distancia aproximada de 155,64 unidades astronómicas del planeta. A esa distancia, las señales de radio demoran 20 horas y 33 minutos en llegar a las estaciones terrestres.

Mensajes del más allá 

El 18 de mayo de 2022, el equipo de la Voyager 1 informó del descubrimiento de una anomalía en el funcionamiento del sistema de articulación y control de actitud de la sonda (AACS). La antena de alta ganancia, que debe estar siempre dirigida hacia la Tierra para poder mantener la comunicación, estaba enviando información extraña. 

Los datos muestran que el AACS está funcionando, el dispositivo no está en modo seguro y su antena está orientada correctamente. Sin embargo, la telemetría entrante parece ser incorrecta: los datos estarían generándose aleatoriamente o no reflejan el estado real del sistema.

«Un misterio como este es normal en esta etapa de la misión Voyager. Las naves espaciales tienen casi 45 años, mucho más de lo que anticiparon los planificadores de la misión», señaló Suzanne Dodd, gerente de proyecto de Voyager 1 y 2.

Posibles soluciones 

Todavía no se tiene claro con exactitud de dónde provienen los datos incorrectos, si directamente del AACS u otro sistema involucrado en la creación y envío de datos de telemetría. De encontrar la fuente del problema, los ingenieros actualizarán el software o cambiarán a sistemas de respaldo, como sucedió con los motores

«Hasta que se comprenda mejor la naturaleza del problema los especialistas no pueden anticipar si esto afectará el tiempo que le toma a la nave espacial recopilar y transmitir datos científicos», dijo la NASA. Dodd y su equipo esperan descubrir qué está impulsando al emisario robot de la Tierra a enviar datos basura.

Si el problema no tiene solución, pero a la vez no interfiere con el funcionamiento de la nave, entonces quizás los ingenieros encuentren una manera de ajustar el trabajo con el dispositivo en las nuevas condiciones. La NASA comunicó que la sonda gemela de la Voyager 1, la Voyager 2, se está comportando con normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.