La temporada de huracanes del Atlántico Norte está comenzando antes debido al calentamiento del océano

Publicado el
La temporada de huracanes del Atlántico Norte está comenzando antes debido al calentamiento del océano

Huracán Patricia (NASA)

La elevación en las temperaturas de los océanos sigue causando estragos. Un equipo de climatólogos registró un cambio gradual al comienzo de la temporada de huracanes en el Atlántico Norte. Según el trabajo publicado en Nature Communications la temporada ha comenzado antes debido al calentamiento de la superficie del océano.

Los ciclones tropicales se forman en 7 cuencas todos los meses. Pero los grandes ocurren con mayor frecuencia en verano y se originan a ambos lados del ecuador en la Zona de Convergencia Intertropical. Dentro de esta zona de baja presión, el aire se calienta sobre el cálido océano tropical y se eleva, provocando la formación de tormentas eléctricas.

Los aguaceros pueden formar grupos de tormentas eléctricas. Esto crea una corriente de aire cálido y húmedo que asciende rápidamente y, debido a la rotación de la Tierra, se produce una circulación ciclónica.

Desde 1965, la temporada de huracanes en la cuenca del Océano Atlántico está considerada dentro del período de junio a noviembre. En él se forman los huracanes más intensos y destructivos, los cuales golpean con especial fuerza la costa atlántica de Estados Unidos, la costa del Golfo de México, México, América Central, y el Caribe.

Sin embargo, la temporada de huracanes no tiene fechas fijas, y los meteorólogos ya han notado que en ocasiones estas varían del marco temporal generalmente aceptado. Por ejemplo, en 2012-2020, siete ciclones tropicales se desarrollaron antes del 1 de junio

 

Análisis de huracanes

Ahora, un equipo de climatólogos dirigidos por Ryan Truchelut de la Universidad Estatal de Colorado examinó datos sobre los ciclones del Atlántico desde 1900 hasta 2020. Para ello utilizaron una base de datos histórica, informes del Centro Nacional de Huracanes, observaciones satelitales y conjuntos de datos climáticos modernos.

El análisis reveló una tendencia hacia el inicio temprano de la formación de huracanes en la cuenca del Atlántico Norte. En promedio, la temporada de huracanes comenzaba cinco días antes cada diez años. Y los más poderosos que llegan a la costa y tocan tierra comienzan dos días antes cada diez años.

Entre abril y mayo, el índice de potencial de génesis de huracanes aumenta constantemente. Al parecer, esta tendencia se debe a que la primavera se vuelve una época más favorable para la formación de ciclones tropicales antes de tiempo. Esto está directamente relacionado con el aumento de la temperatura del océano en el Atlántico Norte.

“El entorno en desarrollo es más favorable para la génesis [de tormentas] producido en particular por la temperatura de la superficie del mar”, afirmó Truchelut. «No estamos viendo grandes cambios en la cizalladura, la humedad relativa o las temperaturas superiores», agregó.

 

Estragos 

Los resultados indican que una parte del mes de mayo deberá ser incluida en la temporada de huracanes. Esto es importante para mejorar el sistema de alerta y detección de huracanes. Además, la fecha de inicio de la temporada de tormentas del Atlántico podría adelantarse entre medio día y un día por año.

Este estudio se basa en trabajos anteriores que conectan la duración de la temporada de tormentas tropicales en el Atlántico con las temperaturas del océano. Sin embargo, aún no hay pruebas sólidas que respalden un alargamiento adicional en el futuro. Se necesitarán más investigaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.