“Lago fósil” descubierto bajo Groenlandia puede tener millones de años, calculan científicos

Publicado el
“Lago fósil” descubierto bajo Groenlandia puede tener millones de años, calculan científicos

Aunque no lo parezca, debajo se encuentra un los restos de un lago de gran importancia para la ciencia / Kirsty Tinto/Lamont-Doherty Earth Observatory

El duro clima de la región ártica hace que esté llena de sorpresas. Una reciente investigación publicada en Earth and Planetary Science Letters, ha informado sobre un antiguo lago bajo Groenlandia. El espacio podría tener cientos de miles de años, o inclusive millones.

El año pasado, los científicos descubrieron más de 50 lagos subglaciales debajo de la capa de hielo de Groenlandia. Se trató de cuerpos de agua líquida descongelada atrapados entre el lecho rocoso y la capa de hielo superior.

Lago fósil

Sin embargo, el nuevo hallazgo es diferente. Es una antigua cuenca lacustre, largamente seca y ahora llena de sedimentos (roca suelta de hasta 1.2 kilómetros de espesor) y luego cubierta por otros 1,8 kilómetros de hielo. En pocas palabras, es el lecho de un lago fósil.

Cuando el lago se formó hace mucho tiempo, la región habría estado libre de hielo. Así mismo, la cuenca habría sostenido un cuerpo de agua con una superficie en expansión de aproximadamente 7.100 kilómetros cuadrados. Además, el enorme lago habría tenido alrededor de 580 kilómetros cúbicos de agua, siendo alimentado por una red de al menos 18 arroyos que alguna vez existieron al norte del lecho del lago.

Aunque todavía no hay forma de saber qué tan antiguo es este lago, sí podríamos analizar el material rocoso suelto ahora dentro de la cuenca. Afortunadamente es como una gigante cápsula del tiempo de sedimento preservado que podría darnos algunas pistas sobre el medio ambiente de Groenlandia.

“Este podría ser un depósito importante de información, en un paisaje que en este momento está totalmente oculto e inaccesible”, dice el geofísico glacial Guy Paxman de la Universidad de Columbia. “Si pudiéramos llegar a esos sedimentos, podrían decirnos cuándo el hielo estaba presente o ausente”, añade el también investigador principal.

“Camp Century Basin”

Los investigadores encontraron el lecho del lago a través de observaciones de la misión Operación IceBridge de NASA, un estudio de las regiones polares. La ubicación del antiguo lago, cerca de una base de investigación militar, hizo que lo bauticen como “Camp Century Basin”.

El equipo voló sobre la capa de hielo de Groenlandia y trazó un mapa de la geomorfología subglacial debajo del hielo utilizando una variedad de instrumentos que miden datos de radar, gravedad y magnéticos. Las lecturas revelaron el contorno de la masa gigante de relleno sedimentario: material menos denso y menos magnético que la roca más dura que rodea la masa.

El lago pudo haberse formado en tiempos más cálidos como resultado del desplazamiento del lecho rocoso debido a una falla debajo, que ahora está inactiva. Alternativamente, las erosiones glaciares podrían haber tallado la forma de la cuenca con el tiempo.

Los investigadores creen que la antigua cuenca podría contener un importante registro sedimentario. Así mismo, si de alguna manera podemos perforar lo suficientemente profundo para extraer y analizar ese registro, puede indicar la historia de la región. Revelar las limitaciones de la extensión de la capa de hielo de Groenlandia nos ofrecerá información sobre las condiciones climáticas y ambientales pasadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *