Las abducciones y fantasmas están en tu cabeza, y estamos cerca de saber por qué

Publicado el
Las abducciones y fantasmas están en tu cabeza, y estamos cerca de saber por qué

Los avistamientos informados de fantasmas, demonios y extraterrestres son más comunes por la noche. Aquellos que los ven pueden tener una cosa en común, según un nuevo estudio publicado en el Journal of Sleep Research: trastornos del sueño.

Los investigadores se inspiraron en estas experiencias aterradoras para analizar la relación entre la creencia en lo paranormal y la calidad del sueño. Para ello realizaron una encuesta a 8835 participantes que informaron sobre sus datos demográficos, trastornos del sueño y creencias paranormales.

De acuerdo con los resultados, aquellos que experimentan interrupciones del sueño como insomnio y parálisis del sueño son más propensos a respaldar creencias paranormales. Las más usuales son las almas, la vida después de la muerte, la capacidad de comunicarse con los muertos y la existencia de fantasmas y demonios.

En particular, los episodios de parálisis del sueño y el síndrome de cabeza explosiva, en los que un sonido de explosión en tu cabeza te despierta cuando estás empezando a quedarte dormido, se asociaron con la creencia en extraterrestres. También estuvo altamente vinculada con la idea de que las experiencias cercanas a la muerte son evidencia de vida después de la muerte.

 

Importancia en la salud 

Este estudio solo informa sobre las correlaciones entre las variables, se necesitaría uno longitudinal para probar los hallazgos. Quizá ciertos aspectos del sueño nos ayuden a explicar por qué algunas cosas se agitan durante la noche. La mayor correlación de las creencias paranormales puede ser indicativa de la interrupción del sueño.

«Los informes de actividad paranormal o creencias anómalas podrían confundirse con evidencia prima facie de trastornos más graves. Entre ellos están: la esquizofrenia, el trastorno esquizotípico de la personalidad o la depresión con rasgos psicóticos», señalan los investigadores. 

Los resultados del trabajo pueden alentar a los médicos a evaluar trastornos del sueño y parasomnias relevantes, además de otras formas de psicopatología. Claramente, un diagnóstico diferencial preciso tendría importantes implicaciones en el tratamiento. 

 

Fenómeno extendido 

Diferentes culturas han contextualizado durante mucho tiempo los trastornos del sueño con explicaciones que van desde lo científico hasta lo sobrenatural. En Egipto, se cree que la parálisis del sueño es causada por entes invisibles llamados “genios”, mientras que en Turquía se debe a los karabasan, criaturas espirituales que congelan a los durmientes en sus camas. 

En Italia, es considerado un ataque del Pandafeche, descrito como una bruja malvada o un gato gigante amenazante. Los indígenas de Sudáfrica creen que tales alteraciones del sueño son causadas por magia negra lanzada por enanos llamados tokoloshe.

Por otro lado, aproximadamente el 40% de los estadounidenses piensa que los fantasmas son reales, y el 20% dice haber visto uno. Aproximadamente el 43% de la población cree en demonios. Pew Research encontró que la creencia en extraterrestres es más frecuente, con casi dos tercios de los estadounidenses afirmando que hay vida extraterrestre inteligente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *