Las arqueas de Asgard, de la mitología nórdica a explicar el origen de la vida

Publicado el
Las arqueas de Asgard, de la mitología nórdica a explicar el origen de la vida

(Nature)

En los sedimentos del océano y en las aguas termales hirvientes, viven las arqueas de Asgard, unos microorganismos muy antiguos que aparecieron en la Tierra mucho antes que las células con núcleo. De acuerdo con tres estudios publicados en Nature Microbiology, se han identificado una gran cantidad de virus que habitaban entre esa comunidad, capaces de infectar a las antiguas arqueas.

Tras identificar las «huellas dactilares» de virus misteriosos, se cree que estos habrían ayudado a impulsar el surgimiento de toda la vida compleja en la Tierra. Estas «huellas» son en realidad fragmentos cortos de ADN viral, llamados «espaciadores CRISPR».

Aunque los CRISPR sean ahora muy populares, originalmente se adaptaron de los mecanismos de defensa naturales de las bacterias y las arqueas. La herramienta consiste de una región de ADN formada por secuencias cortas y repetidas con «espaciadores» intercalados entre cada repetición.

La defensa de las bacterias

¿Cómo usan las bacterias y las arqueas los fragmentos y espaciadores para defenderse? Estos microorganismos roban los espaciadores de los virus que los infectan. Así, las células mantienen un banco de memoria de ADN viral que les ayuda a reconocer los virus, en caso de que ataquen nuevamente. Similar a la inmunidad que adquirimos nosotros para defendernos de los patógenos.

Los investigadores buscaron los espaciadores de ADN en arqueas Asgard de los sedimentos de la cuenca de Guaymas en el Golfo de California. Luego compararon los que encontraron con tramos más largos de ADN viral recolectados del entorno de las profundidades marinas.

«Es bastante fácil secuenciar virus de sedimentos de aguas profundas… pero el desafío es reconocer qué huéspedes infectan estos virus», señala Mart Krupovic, virólogo y coautor de los estudios. «La coincidencia de los espaciadores CRISPR es el enfoque más conveniente, convincente y confiable para asignar el huésped».

Mitología nórdica

El equipo descubrió seis virus que infectan a dos tipos de arqueas de Asgard (Lokiarchaeota por el dios nórdico Loki y Helarchaeota por la diosa Hel). Los virus fueron nombrados en honor a criaturas mitológicas nórdicas, incluido el lobo gigante Fenrir y el dragón Nidhogg.

Un segundo estudio, observó dos virus más a los que llamaron Huginn y Muninn, debido a los dos cuervos que sirven como exploradores para el dios nórdico Odín. Estos fueron hallados en un genoma de arquea Asgard extraído de una fuente termal en el Parque Nacional de Yellowstone.

Finalmente, el tercer estudio encontró virus en sedimentos de aguas profundas recolectados en la península de Shimokita, Japón, en el océano Pacífico e Índico. En las muestras, se observaron tres grupos de virus a nivel familiar, a los que llamaron Wyrd, Verdandi y Skuld, seres sobrenaturales que determinan los destinos de los dioses y los mortales en la mitología nórdica.

Asgard era la morada de los dioses nórdicos; pero en este caso, las arqueas del mismo nombre son la morada de misteriosas criaturas, tan fascinantes como los dioses mitológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.