Las «drogas digitales» administradas a través del sonido alteran la conciencia y alivian el dolor

Publicado el
Las «drogas digitales» administradas a través del sonido alteran la conciencia y alivian el dolor

Desde que nuestros antepasados descubrieron los efectos del alcohol y, haciendo uso de la creatividad humana, no hemos parado de encontrar maneras de «dejarnos llevar». Ya sea con sustancias para masticar, beber, inhalar, inyectar y… ¿escuchar?

¡Sí! Al parecer, hoy por hoy sería posible alterar la conciencia utilizando sonidos digitales para alimentar frecuencias distintas en cada oído. Según una encuesta internacional, algunas personas pueden «dejarse llevar», reducir el dolor, mejorar la memoria y aliviar la ansiedad y la depresión, al sintonizar estos «binaural beats» o «pulsos binaurales«.

Binaurales

El fenómeno no es nuevo, apareció por primera vez en la literatura a mediados del siglo XIX. Sin embargo, las herramientas electrónicas actuales facilitan la mezcla de ritmos y pulsos, generando frecuencias diferentes, que pueden compartirse fácilmente en línea.

La encuesta realizada a nivel global fue empleada por investigadores del Reino Unido para determinar qué tipo de cruce podría existir entre el uso de sustancias psicoactivas más tradicionales y la experimentación con beats binaurales.

Los datos recopilados de más de 30 mil personas de 22 países, dieron como resultado que cerca del 5% había incursionado en el uso de beats binaurales en el último año. De estos, poco más de 1 de cada 10, lo hacía con fines recreativos. Pero para la mayoría, sus razones eran tan variadas como las drogas del mercado.

«La encuesta muestra que esto está sucediendo en varios países. Teníamos información anecdótica, pero esta es la primera vez que preguntamos formalmente a las personas cómo, por qué y cuándo las usan», comenta Monica Barratt, coautora del trabajo.

Frecuencias diferentes

Nosotros somos animales binaurales porque tenemos dos oídos para percibir el sonido. Los pulsos binaurales inducen cambios en el cerebro, ya que nuestro sistema sensorial interpreta diferentes frecuencias bajas cuando llegan por separado a cada oído. Por ejemplo, si escuchas un tono de 540 Hz en un oído, y uno de 500 Hz en el otro, tu cerebro lo interpretará como un único zumbido de 40 Hz ubicado en algún lugar dentro del cráneo, provocando que las neuronas se sincronicen en patrones de onda asociados con la relajación.

Aunque para muchos puede parecer una locura, muchos investigadores están dispuestos a probar los ritmos binaurales. De hecho, algunos estudios sugieren los latidos binaurales como un medio para aliviar la ansiedad aguda. Otros, más escépticos, argumentan que los beneficios de la terapia de latidos binaurales requiere de más evidencia.

El estudio no alerta de alguna preocupación potencial sobre si escuchar este tipo de música podría ser un trampolín para el abuso de sustancias más adelante. En todo caso, la mayoría de los que esperaban un cambio de conciencia ya estaban usando otras drogas ilícitas.

Gran parte de los usuarios encuestados de entre 15 y 20 años ya consumían sustancias como MDMA o cannabis y, eran de Estados Unidos, México, Reino Unido, Brasil y Polonia.

Además, hay muchas otras razones por las que la gente está explorando un paisaje sonoro binaural, según Barratt. «Muchas personas lo vieron como una fuente de ayuda, una terapia del sueño o alivio del dolor«, dice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.