Las focas producen ruidos extraños entre sí bajo el agua, y no sabemos por qué

Publicado el
Las focas producen ruidos extraños entre sí bajo el agua, y no sabemos por qué

Las focas de Wedell (Leptonychotes weddellii) emiten sonidos bajo el hielo / McMurdo Oceanographic Observatory

Las focas de Weddell de la Antártida emiten un característico sonido cuando están por encima del agua. Sin embargo, debajo del hielo, estos inteligentes animales suenan como “robots”. Así lo reporta una nueva investigación realizada por la Universidad de Oregón cuyos detalles fueron publicados en The Journal of the Acoustical Society of America.

El profesor Paul Cziko, que lideró la investigación incluso compara el sonido de las focas con el de una famosa película de ciencia ficción. “Realmente parece que estás en medio de una batalla espacial en ‘Star Wars’, con rayos láser y todo”, explicó el biólogo evolucionario.

Inaudibles

Sin embargo, los oídos humanos no pueden captar los sonidos emitidos por las focas. El equipo pudo detectar los ruidos después de dos años de escuchar focas de Weddell (Leptonychotes weddellii) con un hidrófono especial (un micrófono submarino) instalado en 2017 en la base McMurdo Sound de la Antártida.

Los científicos ya conocían las 34 llamadas de las focas audibles para los oídos humanos. Ahora, la nueva investigación agrega nueve nuevos tipos de llamadas ultrasónicas al repertorio. Esos sonidos incluyen trinos, silbidos y chirridos, a veces compuestos de múltiples tonos armonizados.

Los humanos escuchamos en el rango sónico de 20 a 20.000 hercios (o 20 kilohercios). La mayoría de los sonidos de focas recién descubiertos superaron los 21 kHz, y algunos subieron constantemente a los 30 kHz.

Incluso, uno de los silbidos más agudos alcanzó un nivel de 49,8 kHz, escribió el equipo. Por otro lado, cuando las focas armonizaron muchos tonos a la vez, el ruido resultante pudo superar los 200 kHz. Ese nivel está mucho más allá del rango auditivo de gatos, perros e incluso algunos murciélagos.

Ecolocalización 

Los científicos no están seguros por qué o para qué ocurren todas estas comunicaciones de alta frecuencia. Hasta ahora no habían detectado vocalizaciones ultrasónicas en focas, ni en ningún otro mamífero con aletas, como leones marinos o morsas.

Los sonidos podrían ser elementos de conversación extra para “destacar sobre todo el ruido de baja frecuencia, como cambiar a un canal diferente para comunicarse”, dice Cziko. En teoría, es posible que los ruidos estén involucrados en la ecolocalización, el sonar biológico que los animales como los delfines y los murciélagos emplean para orientarse en lugares oscuros.

Sin embargo, hasta ahora, no hay evidencia de que las focas utilicen la ecolocalización, dijeron los investigadores. Aun así, el comportamiento no estaría fuera de lugar para las focas que pueden sumergirse a más de 600 metros bajo el agua y cazar en la oscuridad del invierno antártico.

Anteriormente científicos habían detectado que las focas se comunican de maneras curiosas. A comienzos de este año, una investigación encontró que las focas grises aplauden bajo del agua para comunicarse. El evento incluso fue captado en video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.