Las gaviotas se aprendieron el horario de los recreos escolares para poder obtener comida

Publicado el
Las gaviotas se aprendieron el horario de los recreos escolares para poder obtener comida

Gaviotas con GPS en la espalda / Universidad de Bristol

Los seres vivos se adaptan al medio ambiente y los humanos somos parte también de ese medio ambiente. Un estudio publicado en la revista Ibis, encontró que las gaviotas se han adaptado tan bien a nosotros que saben exactamente dónde y cuándo buscar comida.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Bristol estudió el comportamiento de las gaviotas en la ciudad británica. De acuerdo a lo hallado, las aves se acercan a una escuela local justo antes del recreo de media mañana y media tarde. En ese horario, los estudiantes consumen sus alimentos o golosinas.

Gaviotas y recreos

Los científicos contaron el mayor número de aves a las 11:15 am y 12:45 pm, momento en que el patio estaba más lleno de niños. Los recreos cayeron entre las 11-11: 20 am y las 12: 20-13: 00 pm.

“Nuestros datos mostraron que las gaviotas no solo estaban presentes en grandes cantidades durante la hora del almuerzo”, dijo Anouk Spelt de la Universidad de Bristol. “… sino también justo antes del comienzo de la escuela y durante el primer receso cuando los estudiantes comían su merienda”, añadió.

Estudios anteriores han demostrado que las gaviotas explotan fuentes de alimentos para humanos, como los desechos de alimentos y los descartes de la pesca. La capacidad de predecir cuándo estará disponible la comida humana podría ser una de las razones por las que estas aves prosperan en las ciudades.

El estudio

En 2018, los investigadores atraparon una docena de gaviotas de lomo negro (Larus fuscus) y les instalaron dispositivos GPS. Luego rastrearon sus movimientos durante un mes, centrándose en tres áreas de alimentación cercanas a sus nidos: un parque, una escuela y un centro de desechos.

El equipo también contó cuántas gaviotas estaban presentes en cada ubicación. Cada 15 minutos durante los 7 días de la semana, se contabilizó el número de gaviotas argénteas (L.argentatus), gaviotas de cabeza negra (Chroicocephalus ridibundus) y de dorso negro en cada lugar. También se contó el número de personas alrededor y la disponibilidad de alimentos.

Los investigadores encontraron que las gaviotas esperaron en los tejados circundantes antes de los recreos y antes de que se descargaran los desechos. “[Esto] implica que estaban esperando allí específicamente para que hubiera comida disponible”, escriben los autores.

Cronometro aviar

Durante el fin de semana, cuando la escuela y el vertedero estaban cerrados, las gaviotas no visitaron los tres sitios de alimentación con tanta frecuencia. El parque, por otro lado, parecía tener menos que ver con la actividad humana y más con los recursos naturales. A primera hora de la mañana, las gaviotas del estudio solían volar al parque y picotear el suelo.

Un descubrimiento particularmente interesante fue la sincronización escalonada de las tres fuentes de alimentos (el parque, la escuela y el vertedero). Esto plantea la posibilidad de que algunas gaviotas viajen de un recurso a otro, cronometrando su búsqueda de alimento con varios horarios humanos a la vez.

Finalmente, el estudio sugiere que las gaviotas pueden predecir cuándo estarán disponibles las fuentes de alimentos para humanos. Esto les permitirá conservar la energía necesaria para la búsqueda activa de alimentos y, adaptarse a la expansión de las ciudades humanas y la falta de hábitats salvajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.