Las gigantescas masas de agua caliente de los océanos parecen ser causadas por los humanos

Publicado el
Las gigantescas masas de agua caliente de los océanos parecen ser causadas por los humanos

Las temperaturas podrían ser cada vez más altas en los océanos / Science

A finales del 2013 se detectó una gigantesca masa de agua caliente en el Océano Pacífico que comenzó a diezmar la vida marina. Ahora, un estudio publicado en Science ha encontrado que esta masa podría estar volviéndose más severa gracias a la actividad humana.

El fenómeno, llamado “The Blob” en inglés, ha venido causando la muerte tanto de peces como de mamíferos y aves que dependen de ellos. En su punto máximo, partes de esta masa alcanzaron casi 4° C por encima de las temperaturas promedio y el calor persistió hasta 2015.

Desde entonces, más de estas masas de agua caliente se han formado en los océanos de todo el mundo causando estragos en los ecosistemas. Estas olas de calor marinas también han causado el blanqueamiento de los corales, el derretimiento del hielo marino y la liberación de dióxido de carbono.

La nueva investigación

Ahora, nueva evidencia sugiere que el cambio climático está haciendo que estos eventos sean más intensos, además de frecuentes. La física ambiental Charlotte Laufkötter de la Universidad de Berna y sus colegas estudiaron las olas de calor marinas registradas entre 1981 y 2017.

Encontraron que los 300 eventos más grandes duraron en promedio 40 días, cubrieron un promedio de 1.5 millones de km2 y tuvieron una temperatura máxima de 5° C.

Las investigadoras se centraron en las 7 manchas más grandes y recientes y calcularon la probabilidad de que cada una hubiera ocurrido con o sin el calentamiento global. El análisis encontró que las olas de calor marinas son ahora 20 veces más probables debido al cambio climático inducido por los humanos.

En el pasado, las olas de calor marinas grandes e intensas se producían solo una vez en unos pocos cientos o incluso miles de años. Sin embargo, según el modelo de los investigadores, una vez que alcancemos 1.5° C de calentamiento global, estos se eventos podrían ocurrir cada década. Y si llegásemos a los 3°C, los blobs podrían ocurrir anualmente.

Cambios irreversibles

Así mismo, estos eventos probablemente empujarán a los organismos y ecosistemas marinos más allá de sus límites térmicos y tolerancia al estrés. “Esto podría causar cambios irreversibles”, escriben los autores.  

Estos eventos no solo tienen un impacto inmediato en la vida marina, sino que podrían ocasionar un cambio enorme y continuo en la cadena alimentaria de las regiones afectadas. Una reducción del plancton rico en nutrientes fue reemplazado por otro gelatinoso pobre en nutrientes que probablemente tendrá consecuencias importantes en toda la cadena alimentaria.

Los investigadores están desarrollando herramientas para pronosticar y rastrear estas anomalías, y están trabajando en formas de gestionar mejor estos eventos con las industrias pesqueras. Tres mil millones de seres humanos dependen de nuestros océanos para obtener ingresos y sustento.

Sin embargo, el equipo advierte que «para mantener la existencia de ecosistemas marinos resilientes y productivos, y evitar que muchas regiones oceánicas alcancen un estado de ola de calor continua y severa, el calentamiento global debe limitarse severamente”.

Para que eso ocurra se deben tomar acciones inmediatas. Lamentablemente, como ya lo dijo la comunidad científica en su momento, esa ventana de tiempo se cierra con cada día que pasa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *