Las lunas de Urano tienen una sorprendente semejanza con Plutón

Publicado el
Las lunas de Urano tienen una sorprendente semejanza con Plutón

Plutón

Urano es el séptimo planeta del sistema solar. Se encuentra bastante lejos de la Tierra por lo que observarlo con detalle es bastante complicado. Afortunadamente, ahora un equipo de astrónomos acaba de determinar las propiedades físicas de las cinco principales lunas de este planeta.

Para sorpresa de los investigadores, luego de analizar la luz infrarroja proveniente de las lunas, se dieron cuenta que se asemejan mucho a planetas enanos como Plutón.

Los detalles del artículo fueron publicados en Astronomy & Astrophysics.

Similitud a planetas enanos

El equipo desarrolló una nueva técnica de análisis que extraía las débiles señales de las lunas próximas a Urano, que es más de mil veces más brillante. Esto les permitió observar con mejor claridad las lunas de Urano.

«Nos sorprendió a todos cuando aparecieron claramente cuatro lunas en las imágenes, e incluso pudimos detectar a Miranda, la más pequeña e interna de las cinco lunas más grandes de Urano», dijo el astrónomo Örs H. Detre del Instituto Max Planck de Astronomía.

De esta manera, pudieron ver qué tanto se retenía el calor del Sol en las superficies de las lunas mientras giraban hacia la noche. El equipo encontró que esas superficies retenían el calor bastante bien y se enfriaban relativamente lento.

Este perfil de retención de calor era bastante familiar para los científicos. Casualmente, quienes se comportan de manera similar son los planetas enanos como Plutón y Haumea. Estos tienen cuerpos rocosos y superficies cubiertas de hielo.

El estudio sugiere que Titania, Oberon, Umbriel, Ariel y Miranda están construidos de la misma manera. Sin embargo, la composición química exacta de la roca y hielo de estos satélites no se ha determinado.

El hallazgo podría significar que enviar una sonda a estas lunas podría ayudarnos a comprender mejor los objetos más distantes, incluso aquellos que se encuentran en el Cinturon de Kuiper.

“El resultado demuestra que no siempre necesitamos elaboradas misiones espaciales planetarias para obtener nuevos conocimientos sobre el Sistema Solar”, dijo el astrónomo Hendrik Linz del Instituto Max Planck de Astronomía.

“Además, el nuevo algoritmo podría aplicarse a otras observaciones que se han recopilado en gran número en el archivo de datos electrónicos de la Agencia Espacial Europea ESA. ¿Quién sabe qué sorpresa nos espera todavía allí?”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.