Stretch: conoce al brazo robótico que ayuda con las tareas del hogar

Publicado el
Stretch: conoce al brazo robótico que ayuda con las tareas del hogar

El distanciamiento social viene acelerando distintas tareas y labores en espacios donde anteriormente se contrataba a personas. Una de esas áreas es la limpieza del hogar, donde poco a poco la tecnología ha venido reemplazando la mano humana.

Hello Robot, una empresa de tecnología, presentó a “Stretch”, un robot que puede ayudar con una sola extremidad a las tareas cotidianas.

No se trata de un asistente en forma humana sino solo de un brazo robótico que puede realizar algunas funciones de manera autónoma – varias son teleoperativas-  y que le permite moverse con cierta libertad por casa.

En realidad, decirle robot a esta estructura podría ser muy pretencioso, por ello la denominan como “manipulador”, término que si bien es exacto, traducido al español puede tener una connotación algo negativa.

 

Las dos pinzas que vemos en las imágenes sirven para recoger objetos, clasificarlos, limpiar los muebles, abrir cajones, entre otras cosas.  Por si no lo notaste, esta extremidad se asemeja a la del perro-robot Spot de Boston Dynamics.

Por ahora, estos robots tienen la apariencia de ser solo un juguete caro. Sin embargo, si se masifican y se vuelven algo más “empáticos» (respondiendo a comandos) serían los precursores de un nuevo mercado.

Nuevo juguete

Actualmente, estos robots cuestan 17,950 dólares. Esta cifra es quizá inalcanzable para muchos que desean solo reemplazar su viejo plumero o algún otro artículo de limpieza, pero recordemos que todos estos precios se deben a la demanda.

Para los ingenieros o simples curiosos la siguiente información les gustará: el brazo se mueve a partir de una base compacta con ruedas. Pesa 22 kilos pero puede moverse con facilidad en espacios reducidos. El brazo posee cinco enlaces telescópicos: uno fijo y cuatro móviles. Se construyeron con fibra de carbono y son impulsados ​​por un solo motor que está conectado al poste vertical del robot.

La estructura fuerte y liviana permite que el brazo se extienda más de medio metro y aguante hasta 1,5 kg.

Si la sociedad acepta este armatoste como una salida doméstica a los problemas de la limpieza – en especial en la actual pandemia – es posible que en unos años cada casa de la ciudad cuente con ellos como cuando adquirimos los computadores de escritorio, microondas o las termas eléctricas.

Aunque ya tiene precio, los creadores todavía catalogan esta etapa pública como en investigación, esperando que se mejoren varios de sus aspectos para poder vivir en un entorno doméstico.

Quizá su principal obstáculo es que por ahora sus principales capacidades son operadas por personas desde puntos remotos. La efectividad dependerá de qué tan autónomo puede ser desde alcanzarte la revista cuando estés en el baño o pueda cambiar el foco quemado del cuarto solo con pedírselo.

Fuente: techcrunch

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *