Los colibríes perciben colores que los humanos ni siquiera pueden imaginar

Publicado el
Los colibríes perciben colores que los humanos ni siquiera pueden imaginar

Los humanos ven tres tipos sensibles de color, pero estas aves pueden alcanzar a distinguir un cuarto tipo.

Se sabe que existen criaturas que ven diferentes celdas de color, como aves, peces o reptiles incluso la hipótesis llega a pensar que algunos dinosaurios también venían distintos tipos de color.

Lo que sí se ha confirmado es que los colibríes pueden ver colores que los humanos no podrían distinguir o incluso imaginar. Esto se debe a que mientras nosotros alcanzamos tres tipos sensibles de color, las aves – en este caso los colibríes que han sido objeto de estudio – distinguen el espacio sensoriales de colores en cuatro dimensiones.

Para confirmarlo, una reciente investigación – dirigida por la Universidad de Princeton – ha entrenado los colibríes salvajes para realizar una serie de experimentos de visión en color y descubrió que esta especie puede detectar distintas combinaciones que el ser humano no. Estas imágenes «espectrales» son tan distintas a nuestra percepción del color que ni siquiera podríamos imaginarlos qué colores distinguen. 

Para alcanzar estos hallazgos, el equipo se dirigió al Laboratorio Biológico de las Montañas Rocosas en Gothic, Colorado. Instalaron varios comederos para pájaros diferentes, algunos vacíos, otros llenos de agua azucarada, y colocaron junto a ellos luces LED. Algunos emitieron colores espectrales «normales» y otros colores no espectrales.

Durante tres años, realizaron experimentos cada mañana de verano. Utilizaron dos espacios para alimentar y dar de beber a las aves: en una llenaban los contenedores con agua azucarada y el otro agua corriente. Al lado de cada alimentador, colocaron un tubo LED. El tubo al lado del agua azucarada emitía un color, mientras que el que estaba al lado del agua normal emitía un color diferente. En el transcurso de varias horas, los colibríes salvajes aprendieron a visitar el color gratificante. Usando esta configuración, los investigadores registraron más de 6.000 visitas de alimentación en una serie de 19 experimentos.

Luego que los colibríes de cola ancha (Selasphorus platycercus) detectaron que comederos contenían alimentos, los investigadores intercambiaron periódicamente las posiciones de los comederos, por lo que las aves no podían simplemente usar la ubicación para recordar dónde estaban las recompensas. Al rastrear más de 6,000 visitas de comederos, concluyeron que los colibríes sabían claramente qué comederos contenían alimentos al identificarlos por colores no espectrales.

«Fue increíble verlo«, explicó Harold Eyster, estudiante de doctorado de la Universidad de Columbia Británica y coautor del estudio. «La luz ultravioleta + verde y la luz verde nos parecían idénticas, pero los colibríes seguían eligiendo correctamente la luz ultravioleta + verde asociada con el agua azucarada«.

La visión de los humanos

«Los humanos son daltónicos en comparación con las aves y muchos otros animales», explica Mary Caswell Stoddard, profesora del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Princeton (EE.UU).

¿Cómo funciona la visión humana? La explicación es simple: como la mayoría de primates, es tricromática, es decir, vemos tres tipos de células fotorreceptoras (se les conoce como conos) y que se encuentran en el ojo: distinguimos el azul, el verde y el rojo (el famoso RGB). La nueva investigación, demuestra que animales como las aves – en este caso colibríes – utilizan un sistema visual de cuatro colores, que asumen era una forma muy antigua de distinguir las combinaciones y permiten ver colores no espectrales ultravioleta. Los humanos al evolucionar no tuvimos disponible esa capacidad. 

Según cuenta Stoddart, la tetracromacia, que tiene cuatro tipos de cono de color, evolucionó con los primeros vertebrados. «Este sistema de visión en color es la norma para las aves, muchos peces y reptiles, y casi con seguridad existió en los dinosaurios. Creemos que la capacidad de percibir muchos colores no espectrales no es solo una hazaña de los colibríes, sino una característica generalizada de la visión del color animal».

«Tener un tipo de cono de cuatro colores no solo amplía el rango de colores visibles para las aves en el UV, sino que potencialmente permite a las aves percibir colores combinados como ultravioleta + verde y ultravioleta + rojo«, dijo Stoddard en un comunicado de la universidad.

Es difícil explicar cómo estos colores se podrían distinguir entre los humanos pues no están en el espectro de la luz visible. Una aproximación sería ver cómo funciona la combinación del magenta que es un compuesto de azul y rojo. A diferencia del verde azulado (azul-verde) o el amarillo (verde-rojo), el magenta está más cerca de ser un color «no espectral» porque no aparece en el llamado arco iris, tampoco es una mezcla de colores vecinos. Los humanos podrían percibir un tipo de combinación cercana al «no espectral». En teoría, los colibríes pueden alcanzar incluso cinco combinaciones: púrpura / magenta, ultravioleta + rojo, ultravioleta + verde, ultravioleta + amarillo y ultravioleta + púrpura.

Fuente: NewScientist

Relacionadas:

3 respuestas a «Los colibríes perciben colores que los humanos ni siquiera pueden imaginar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *