Los delincuentes ahora usan enjambres de drones para confundir a las fuerzas del orden

1

Los delincuentes ya no están restringidos a pistolas y automóviles para huir. Están encontrando formas nuevas y sofisticadas de realizar contrabando, contra-vigilancia y tomar represalias contra quienes amenazan sus planes.

¿La mayor tendencia creciente entre los delincuentes? El uso de drones.

Defense One informa que los agentes del FBI estaban monitoreando una situación de rehenes que involucraba al crimen organizado en un lugar no revelado el invierno pasado. Para confundir a los agentes, la pandilla usó un enjambre de drones pequeños para volar repetidamente cerca de sus cabezas a altas velocidades, forzándolos a salir de su escondite, de acuerdo con el jefe de tecnología operativa del FBI, Joe Mazel, quien habló en la conferencia AUVSI Xponential, el 2 de mayo. “Entonces estábamos ciegos”, dice Mazel, los agentes, en otras palabras, perdieron el objetivo.

Los delincuentes también transmitieron en vivo las imágenes del dron en YouTube, mostrando a sus colaboradores exactamente donde estaban los agentes.

Este es un uso bastante sofisticado de drones, pero no es la única forma en que los delincuentes lo hacen. Los contrabandistas de drogas han usado drones para conseguir contrabando en las prisiones; otros drones han ayudado a inmigrantes a cruzar ilegalmente las fronteras. Los cárteles de la droga incluso han usado drones para lanzar explosivos detonantes a distancia sobre objetivos.

La tendencia no debería ser una sorpresa. Los drones son relativamente baratos y potentes y, con un poco de práctica, pueden ser volados prácticamente por cualquiera. Las vallas altas, el terreno difícil y las zonas de exclusión aérea son solo menores obstáculos para los drones comerciales, y sus rangos son cada vez mayores: incluso los aviones teledirigidos tradicionales ahora pueden operarse de 4 a 5 km de distancia. Un enjambre de drones requiere algo más de trabajo, pero está lejos de ser inviable.

Pero la aplicación de la ley no se queda de brazos cruzados mientras los delincuentes delatan a los agentes del FBI en el campo. En mayo del 2017, la Casa Blanca propuso que la policía legalmente derribara drones en respuesta a la proliferación de estos pequeños aparatos entre criminales y entusiastas de drones regulares por igual, especialmente cuando son un potencial peligro, como, por ejemplo, en la Casa Blanca.

Y la Administración Federal de Aviación está trabajando para que sea ilegal “militarizar” drones comerciales, también están haciendo esfuerzos para obligar a que los drones vuelen dentro de la línea de visión del operador, y crear un registro nacional de drones y sus operadores.

La situación de rehenes del FBI es solo un incidente en una tendencia creciente que ya se ha convertido en un problema real para la aplicación de la ley. La tecnología del consumidor avanza más rápido de lo que la aplicación de la ley puede mantener el ritmo. Es un juego de gato y ratón que, afortunadamente, no parece haber provocado demasiado derramamiento de sangre, al menos no todavía. Regular los drones antes de que eso ocurra probablemente no sea una mala idea.

Este artículo fue publicado originalmente en Futurism por Victor Tangermann

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: