Los dibujos de Da Vinci tienen un ecosistema de microbios único

Publicado el
Los dibujos de Da Vinci tienen un ecosistema de microbios único

Da Vinci también recibió un hisopado, aunque por una razón totalmente distinta / Piñar et al. - Frontiers of Microbiology

Los microbiomas están en todos lados, incluso en el invaluable arte de Leonardo Da Vinci. Un equipo interdisciplinario de investigadores y curadores ha estudiado siete dibujos diferentes del genio italiano y ha encontrado un rico mundo en su tejido. Los hallazgos fueron recogidos en un artículo publicado en Frontiers of Microbiology.

El estudio molecular de piezas de arte ya ha demostrado ser un enfoque valioso. En 2019, la Dra. Guadalupe Piñar, primera autora del nuevo estudio, y su equipo pudieron investigar el posible origen geográfico de tres estatuas requisadas a contrabandistas a través del estudio de su microbioma. Además, a principios de año, el microbioma de pergaminos antiguos permitió dilucidar el origen animal de las pieles utilizadas para su fabricación hace 1.000 años.  

Secuenciación de Nanoporos

En el nuevo estudio, un equipo de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Viena utilizó un nuevo enfoque genómico llamado Nanopore. Esta secuenciación de tercera generación ayudó a revelar por primera vez la composición completa del microbioma de varios de los dibujos de Da Vinci.

En general, los resultados muestran un sorprendente dominio de las bacterias sobre los hongos. Siempre se pensó que los hongos eran una comunidad dominante en el arte en papel y tendían a ser el foco principal del análisis microbiano.

Los resultados arrojaron que una alta proporción de estas bacterias son típicas del microbioma humano. Probablemente fueron introducidas por el manejo intensivo de los dibujos durante los trabajos de restauración. El equipo también encontró microbios procedentes de insectos, que podrían haber sido introducidos, hace mucho tiempo, a través de moscas y sus excrementos.

Una segunda observación interesante es la presencia de mucho ADN humano. Desafortunadamente, no podemos suponer que este ADN proviene del propio maestro porque podría haber sido introducido por los trabajadores de restauración. Finalmente, tanto para las comunidades bacterianas como fúngicas, se puede observar una correlación con la ubicación geográfica de los dibujos.

La importancia del estudio

En conjunto, los insectos, los restauradores y la localización geográfica parecen haber dejado un rastro invisible a la vista en los dibujos. Si bien es difícil decir si alguno de estos contaminantes se originó en el momento en que Leonardo Da Vinci estaba esbozando sus dibujos, la Dra. Piñar destaca la importancia que podría tener el seguimiento de estos datos.

“La sensibilidad del método de secuenciación Nanopore ofrece una gran herramienta para el seguimiento de los objetos de arte”, dice Piñar. “Permite la evaluación de los microbiomas y la visualización de sus variaciones debido a situaciones de detrimento”.  

El método puede utilizarse como un bio-archivo de la historia de los objetos, proporcionando una especie de huella dactilar para comparaciones actuales y futuras. Los científicos podrían desarrollar nuevos métodos no solo para conservar la apariencia visual del arte, sino también para documentar el viaje invisible de nuestro patrimonio.

Además de la universidad austriaca, en el trabajo participaron la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida y el Instituto Central de Patología de Archivos y Libros (ICPAL) en Italia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.