Los gatos son realmente terribles para controlar algunas poblaciones de ratas, según un estudio

3

Puede que pienses que los gatos callejeros se encargan de limpiar las ciudades de ratas, pero resulta que, estos félidos pueden preferir el camino que les ofrezca menor resistencia, y eso incluye optar por una presa más fácil.

En un estudio de gatos realizado en la ciudad de Nueva York, los investigadores encontraron que los felinos, a pesar de ser hábiles para cazar, rara vez lo hacían con las ratas, lo que contradice la idea de usar gatos para lidiar con un creciente problema de ratas, como ha sido propuesto para Chicago.

Usando individuos con microchips adheridos de una colonia de ratas en una instalación de reciclaje industrial de Brooklyn y cámaras de campo, científicos de los EE. UU. Y Australia realizaron una investigación para determinar el efecto de los gatos en la colonia.

Del 27 de diciembre de 2017 al 28 de mayo de 2018, grabaron 306 videos de gatos y / o ratas que compartían el mismo espacio.

De esos videos, los gatos se vieron en 259. Sin embargo, solo hubo 20 casos de gatos acechando a las ratas; y solo tres casos muestran al gato persiguiendo activamente a una rata, y dos de ellas resultan en una matanza exitosa.

Eso probablemente tenga algo que ver con las ratas mismas. Aunque se sabe que los gatos en las poblaciones de las islas se aprovechan fuertemente de las ratas, esas ratas son bastante pequeñas, llegando a pesar solo unos 150 gramos.

Incluso en Australia, donde se han encontrado gatos comiendo ratas, sus comidas tienden a ser ratas de pelo largo, que también pesan alrededor de 150 gramos.

Pero las ratas en Nueva York (y Chicago, para el caso, y que dominan en América del Norte y Europa) son ratas de Noruega. Estos son tipos fuertes, más del doble del tamaño de las ratas de la isla, con 300 gramos.

En los dos casos en que se registró que los gatos atraparon con éxito a una rata de Noruega, esos desafortunados individuos eran probablemente miembros más pequeños de la colonia, dijeron los investigadores.

¿La razón por la que los gatos tienden a evitar a las ratas? “Los gatos prefieren presas indefensas”, escribieron los investigadores en su artículo. Y una rata fuerte puede librar una batalla mucho más pesada que un ratón, pájaro, lagarto, cucaracha o, lo mejor de todo, chatarra de comida.

El equipo también notó algo interesante: cuando los gatos estaban cerca, hubo menos avistamientos de ratas. Eso no significaba que las ratas no estaban cerca; pero también han aprendido a evitar a los gatos.

La investigación del equipo ha sido publicada en la revista de acceso abierto Frontiers in Ecology and Evolution.

Fuente: ScienceNews.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: