Los hipopótamos expulsan excremento cuando escuchan a extraños en su territorio

Publicado el
Los hipopótamos expulsan excremento cuando escuchan a extraños en su territorio

A los hipopótamos los vemos descansando apaciblemente en el agua, soleándose y durmiendo; aunque a veces se enfrentan entre ellos armando un gran escándalo. Más allá de eso, no es mucho lo que sabemos sobre el comportamiento del tercer mamífero más grande del planeta.

Un nuevo estudio publicado en Current Biology aporta nuevos conocimientos sobre el tema y, parece ser que a los hipopótamos no les gustan los extraños. Tanto es su disgusto, que al mínimo sonido de extraños en su territorio son capaces de expulsar excremento por todos lados.

«Estudiar la biología del comportamiento de los hipopótamos en la naturaleza es complicado. Es difícil, si no imposible, identificar y marcar individuos y, a veces, es un gran desafío localizarlos. Los hipopótamos se alimentan en tierra principalmente de noche y son bastante solitarios», escriben los autores.

«Durante el día se reúnen en grupos en el agua. Los grupos de hipopótamos se estructuran socialmente en torno a un macho dominante, un número variable de hembras y sus crías, y algunos machos periféricos. Sin embargo, no está claro si los individuos de una manada se organizan para defender el territorio o, atacan con estiércol de forma individual.»

Los investigadores viajaron a la Reserva Especial de Maputo en Mozambique y grabaron sonidos de siete grupos de hipopótamos en tres lagos. Se centraron en el «graznido sibilante», la vocalización más común de los hipopótamos, que se puede escuchar a largas distancias y se cree que es parte de las comunicaciones de cohesión social de los animales.

Territoriales

Luego de grabar las llamadas, los científicos comenzaron a reproducir el graznido sibilante de los hipopótamos para averiguar cómo reaccionarían ante su propio grupo, sus vecinos en el mismo lago o un grupo extraño de un lago diferente.

«Descubrimos que las vocalizaciones de un individuo extraño inducían una respuesta de comportamiento más fuerte que las producidas por individuos del mismo grupo o de un grupo vecino«, señala Nicolas Mathevon, uno de los autores del estudio.

«Además de mostrar que los hipopótamos pueden identificar a otros hipopótamos en función de las firmas vocales, nuestro estudio destaca que los grupos de hipopótamos son entidades territoriales que se comportan de forma menos agresiva con sus vecinos que con los extraños».

El equipo descubrió que las respuestas de comportamiento, como devolver la llamada, acercarse al sonido o marcar su territorio rociando excremento, ocurrieron en respuesta a los tres sonidos, pero los extraños incurrían en niveles mucho más altos de excremento.

«Mientras que los individuos respondieron a las llamadas de cualquier grupo, el comportamiento de marcado está modulado por la categoría de las llamadas«, escribe el equipo.

«Las llamadas de un grupo extraño inducen más marcado que las llamadas de un individuo del mismo grupo, mientras que no hay una diferencia significativa entre las reacciones a las llamadas del mismo grupo o de un grupo vecino«.

Aportes para la conservación

Esto es interesante porque la rápida respuesta de los hipopótamos demuestra que los animales prestan mucha atención a su entorno. Además, sugiere que los hipopótamos son menos agresivos con sus vecinos que con los extraños, lo cual no siempre funciona así, ya que algunos animales territoriales son más desagradables con sus iguales.

Finalmente, esto también podría proporcionar una forma de ayudar a los esfuerzos de conservación al mover hipopótamos.

«Antes de trasladar a un grupo de hipopótamos a una nueva ubicación, una precaución puede ser transmitir sus voces desde un altavoz a los grupos ya presentes para que se acostumbren a ellos y su agresión disminuya gradualmente«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.