Los lagartos monitores dejan enormes sistemas de madrigueras que son utilizados animales más pequeños

Publicado el
Los lagartos monitores dejan enormes sistemas de madrigueras que son utilizados animales más pequeños

Los lagartos monitores dejan un complejo sistema de madrigueras / Wikimedia Commons

Suena obvio, pero en la naturaleza todo está conectado: las madrigueras subterráneas dejadas por un animal pueden luego ser utilizadas por otros. Y ese parece ser el caso de los lagartos monitores de Australia. Según una investigación publicada en Ecology, las madrigueras de estos “ingenieros de ecosistemas” tienen un gran impacto en la biodiversidad local.

Un equipo internacional de científicos, dirigidos por el ecologista Sean Doody, hizo el hallazgo de manera inesperada. Ellos estaban rastreando cómo los sapos de caña venenosos estaban afectando negativamente a los reptiles.

Doody y su equipo estaban buscando el lugar donde los lagartos monitores ponen sus huevos y comenzaron a excavar madrigueras de una especie llamada Varanus panoptes. Descubrieron que los orificios tenían una forma helicoidal apretada, con aproximadamente 4 metros de profundidad (más que cualquier otro nido de vertebrados conocido). Los huevos estaban al fondo.

Conforme fueron investigando, los científicos descubrieron que los nidos eran parte de una madriguera que constaba de docenas de otras. Cada una de las madrigueras estaba hecha por un solo monitor y dispuesta en el suelo como un helicoide vertical.

Sorpresa

Pero la sorpresa vino después. El equipo encontró artrópodos, serpientes, sapos y otras lagartijas en los nidos de monitores de manchas amarillas y monitores de goanna de arena (Varanus gouldii). En uno de los espacios, Doody encontró 418 ranas Uperoleia.

En total, el equipo encontró casi 750 individuos de 28 especies de vertebrados diferentes en una combinación de 16 madrigueras. Todas ellas estaban formadas por muchas madrigueras de anidación individuales y otras de caza, creadas cuando los lagartos cavan en busca de presas.

Algunos animales usan las madrigueras para pasar el invierno, dice Doody. Otros los usan como refugios cuando las criaturas necesitan permanecer inactivas durante el verano. Otros capturan presas allí, mientras que “algunos probablemente se esconden de los depredadores o ponen sus huevos en la madriguera”.

Como es de esperarse, los investigadores encontraron muy pocos mamíferos usando las madrigueras. Con el “enorme olor a reptil” allí, pueden mantenerse alejados, dice Doody. Por otro lado, la variedad de no mamíferos que utilizan las madrigueras sí fue considerable.

“[Los monitores] comerán prácticamente cualquier cosa que puedan atrapar o sacar del suelo”, dice a ScienceNews, Sophie Cross, ecóloga de la Universidad Curtin, que no participó en la investigación. “Me sorprende que tantos animales usen estas madrigueras, dado que muchos de ellos serían presa fácil para un lagarto monitor”, añade.

Si los residentes más pequeños usan las madrigueras en un momento diferente al de los monitores, los dos grupos pueden evitar el conflicto. Los monitores parecen poner sus huevos durante algunas semanas y se van, dejándolos incubar durante la estación seca de 8 meses, dice Doody.

Riesgo

Ahora, debido al uso de madrigueras por parte de la vida silvestre, esta podría estar en riesgo por la invasión del sapo de caña. Los lagartos monitores, que no conocen las potentes toxinas de los sapos, se comerán a los anfibios, con consecuencias letales.   

Esto a su vez ocasiona que la cantidad de madrigueras disminuya, dejando menos refugio para otros animales que utilizan las madrigueras. “Pasas de cientos de animales usando un sistema de madrigueras a cero”, añade Doody. Protegerlos, implicará proteger todo un ecosistema en Australia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.