Los lagos de forma extraña de Titán podrían haberse formado a partir de explosiones subterráneas

0

Solo hay dos objetos en el sistema solar con abundante líquido en su superficie: la Tierra y Titán. En la Tierra, tenemos un ciclo de agua bien entendido que mantiene el flujo de agua líquida en la superficie de nuestro planeta. En Titán, se cree que el proceso es conceptualmente similar pero se basa en metano líquido en lugar de agua. Hay signos de que Titán tiene un ciclo alcalino similar al ciclo hidrológico en este planeta. Pero cómo Titán realmente consiguió sus lagos ha sido un misterio hasta ahora. Los investigadores están sugiriendo que los lagos en realidad pueden haberse formado como resultado de explosiones, no de erosión.

Muchos de los lagos de Titán son lo que se conoce como Depresiones Bordeadas Afiladas (Por el inglés Sharp Edged Depressions «SED»). Tienen formas circulares o irregulares que generalmente no se consideran cráteres de impacto. En la Tierra, muchos de estos tipos de lagos son kársticos, lo que significa que se forman cuando el líquido (agua en la Tierra) socava la geología debajo de un área y se colapsa, formando una depresión que luego se llena. Sin embargo, no hay muchas sustancias en la corteza de Titán que se cree que sean susceptibles de disolución en primer lugar. El material orgánico que llueve de la atmósfera de Titán y se acumula en los polos es insuficiente para crear una capa sedimentaria orgánica erosionable.

El equipo tiene una propuesta alternativa sobre cómo se formaron los lagos: bombas de nitrógeno. En la Tierra, ciertas estructuras características son producidas por erupciones freáticas o freatomagmáticas. Cuando el agua de mar entra en contacto con el magma, el resultado puede ser una explosión sustancial de vapor. Los Maars (un tipo de cráter volcánico) y otras formas de tobas volcánicas producidas por este tipo de explosión tienen características que se ajustan a las características observadas de los lagos de Titán. Los científicos han observado que muchos lagos de Titán tienen murallas de material acumulado a su alrededor, y esto podría corresponder a escombros expulsados ​​del cráter recién formado como resultado de una explosión de nitrógeno.

Si es así, hay razones para sospechar que anteriormente en la historia de Titán podría haber tenido una atmósfera más fría y rica en nitrógeno y nitrógeno líquido en su superficie. Los investigadores calcularon que la explosión de nitrógeno podría haber llevado a los extraños lechos de los lagos que vemos hoy.

Estas explosiones son otra forma en que Titán es más similar a la Tierra que a cualquier otra luna que conozcamos.

Fuente: New Scientist.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.