Los megalodones eran gigantes incluso para los tiburones prehistóricos

Publicado el
Los megalodones eran gigantes incluso para los tiburones prehistóricos

Representación artística del famoso depredador cretásico / Herschel Hoffmeyer

A comienzos del mes pasado los científicos midieron con precisión el tamaño de los megalodones. Ahora una nueva investigación publicada en la revista Historical Biology vuelve a tocar el tema de su inmenso tamaño. El gigantismo de Megalodón (Otodus megalodon) estaba “fuera de escala”.

Los investigadores estadounidenses estimaron que el escualo de 15 metros de largo no solo era un extremo atípico en comparación con las especies modernas. También era sustancialmente más grande que el siguiente tiburón extinto más grande del orden Lamniformes en al menos 7 metros.

Un gigante

Los tiburones modernos son diminutos en comparación con Megalodón. La especie depredadora más grande conocida, el gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias), crece hasta solo unos 6 m de largo. Por su parte, el tiburón ballena (Rhincodon typus), la especie de pez más grande que existe en la actualidad, mide entre 6 y 10 metros.

Actualmente existen 13 especies de tiburones lamniformes vivos. Estos incluyen tiburones mako (el género Isurus), tiburones duende de aguas profundas (Mitsukurina) y tiburones zorro (Alopias), así como los grandes tiburones blancos.

La mayoría de los fósiles de Megalodón datan de hace unos 15 millones de años, y los lamniformes fueron abundantes desde el final de la era Mesozoica hasta la era Cenozoica temprana. Un periodo de aproximadamente 187 millones de años.

Sin embargo, se sabe poco sobre la anatomía de los lamniformes extintos. Debido a que los esqueletos de tiburón están hechos de cartílago, son extremadamente escasos en el registro fósil, salvo por sus dientes.

El tamaño de los dientes se puede utilizar para estimar el tamaño del cuerpo de un tiburón porque a medida que los tiburones crecen los reemplazan continuamente, obteniendo dientes nuevos y más grandes con el tiempo.

El estudio

En el nuevo estudio, liderado por Kenshu Shimada, profesor de paleobiología en la Universidad DePaul, los investigadores generaron una nueva herramienta para calcular la longitud del cuerpo. Una ecuación que representa la relación cuantitativa real entre la longitud del cuerpo y el tamaño de los dientes en lamniformes.

Los investigadores se basaron en los dientes y longitudes corporales conocidas de 32 especímenes lamniformes depredadores vivos, representando las 13 especies que no comen plancton. Luego aplicaron su ecuación a los lamniformes depredadores extintos.

Los científicos encontraron que muchos tiburones lamniformes extintos eran bastante grandes. Cuatro géneros mesozoicos (Cretodus, Cretoxyrhina, Hispidaspis y Scapanorhynchus) y cuatro géneros cenozoicos (Alopias, Carcharodon, Isurus y Otodus) tuvieron al menos una especie de más de 6 metros.  

Shimada dijo a Live Science que su gigantismo puede ser alimentado por una estrategia reproductiva. Los tiburones tienen crías vivas que pueden canibalizar otros huevos para nutrirse y crecer mientras todavía están dentro de sus madres. Los embriones que se desarrollan más temprano pueden alimentarse de sus hermanos.

Aun así, a pesar que el gigantismo era común en múltiples linajes lamniformes, el Megalodon empequeñecía a los tiburones extintos. El rey de los tiburones superaba en 7 metros al siguiente tiburón lamniforme depredador más grande en el registro fósil. Según los cálculos, todos los demás lamniformes que no comieron plancton no crecieron más de 7 metros de largo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *