Los microplásticos están infiltrando capas de roca cada vez más profundas, incluso hasta inicios del siglo XVIII

Publicado el
Los microplásticos están infiltrando capas de roca cada vez más profundas, incluso hasta inicios del siglo XVIII

Estratos finos en la arena de una playa de cuarzo. / Wikimedia Commons

Los plásticos han invadido todos los rincones de la Tierra, desde los casquetes polares y los océanos hasta los propios cuerpos de animales y humanos. Ahora, una investigación publicada en Science Advances ha revelado que los diminutos fragmentos de plástico están penetrando capas de roca.

La extendida presencia de este material representa un problema para la geología. En el ámbito académico, los científicos utilizan el plástico como marcador del Antropoceno, la era del impacto humano en la Tierra.

 

Adiós Antropoceno

El estudio, liderado por la ecóloga Inta Dimante-Deimantovica del Instituto Letón de Ecología Acuática, analizó muestras de sedimentos de tres lagos en Letonia: Seksu, Pinku y Usmas. Estos fueron seleccionados por sus historias de sedimentos bien documentadas, lo que permitió al equipo confirmar la infiltración de microplásticos en capas más antiguas.

Los resultados muestran que los microplásticos se han hundido profundamente en el barro, alcanzando capas que existían antes de la década de 1950, cuando la producción de plástico comenzó a aumentar. Este hallazgo contradice la noción de marcar el inicio del Antropoceno con la presencia de plásticos en los estratos geológicos.

 

Los microplásticos, ¿dueños del planeta? 

Los métodos de datación revelaron que los microplásticos no están limitados a depósitos recientes, ya que fueron encontrados en capas de sedimento que se remontan hasta principios del siglo XVIII. Durante este proceso, los científicos identificaron catorce tipos de plástico, como poliamida, polietileno, poliuretano y acetato de polivinilo, materiales utilizados en envases, ropa y productos para el hogar.

El movimiento de los microplásticos a través de las capas de sedimento está influenciado por varios factores, como el tipo de sedimento, las características del plástico y las condiciones ambientales, convirtiéndolo en un fenómeno difícil de estudiar.

 

Sedimentos
Representación de cómo se distribuyen y concentran las partículas de microplástico en los sedimentos de tres lagos, según su forma y cantidad, antes, alrededor y después de 1950. El año entre paréntesis indica la edad de las capas más antiguas estudiadas en los sedimentos. (Dimante-Deimantovica et al., Science Advances, 2024)

 

La presencia generalizada de microplásticos señala una etapa preocupante en nuestra crisis ambiental. Aunque los expertos continúan investigando las implicaciones para la salud humana y el ecosistema, la evidencia inicial sugiere una realidad sombría.

Solo una fracción de todos los plásticos producidos alguna vez se recicla o incinera, por lo que la mayoría termina como residuo ambiental. Esta acumulación alarmante de más de 6.000 millones de toneladas métricas de residuos plásticos ha llevado a una contaminación significativa de los ciclos naturales y las cadenas alimentarias.

A medida que este material continúa infiltrándose en los estratos de la Tierra, se hace cada vez más evidente que nos está invadiendo, revelando cambios profundos e irreversibles provocados por el ser humano. El estudio no solo destaca la urgente necesidad de acciones para abordar este problema, también nos muestra un futuro preocupante para el estudio de marcadores geológicos en diversos campos académicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *