Los mosquitos pueden transportar partículas de plástico a la cadena alimenticia

2

Las larvas de mosquitos comen trozos microscópicos de plástico que pueden permanecer en sus cuerpos mientras pasan a la adultez, según han demostrado los investigadores por primera vez. Esto significa que ellos e insectos similares podrían propagar las partículas de plástico que contaminan los ecosistemas acuáticos a depredadores de la tierra como pájaros o arañas, “contaminando así un entorno completamente nuevo”, dice Amanda Callaghan, profesora asociada de zoología  en la Universidad de Reading en Inglaterra.

Los microplásticos que se acumulan en el intestino de un animal podrían reducir su apetito, lo que podría reducir su crecimiento y reproducción. Pero a diferencia de los contaminantes como el mercurio, no está claro con qué facilidad los microplásticos pueden escapar del intestino y llegar a otros órganos. Y los microplásticos vienen en una amplia gama de tamaños, formas y tipos de polímeros, que podrían tener impactos igualmente diversos.

En el estudio, el equipo de Callaghan alimentó 150 larvas de mosquitos acuáticos con una mezcla de alimentos y perlas microplásticas de diferentes tamaños. Examinaron a 15 individuos seleccionados al azar mientras los animales todavía estaban en la etapa larval, y observaron a otros 15 individuos cuando los animales se convirtieron en mosquitos adultos voladores.

En promedio, una larva contenía más de 3000 partículas de plástico de 2 micras de ancho. A medida que los animales maduraron, gradualmente dejaron de consumir microplásticos y excretaron la mayoría de ellos. Aun así, Callaghan todavía contaba con 40 partículas en promedio en adultos.

Ella dice que el trabajo sugiere una nueva vía para la dispersión del plástico. Por ejemplo, los mosquitos podrían actuar como un vector para transferir microplásticos acuáticos a las entrañas de las aves y los murciélagos que comen insectos. “Cualquier organismo que se alimenta de las fases de la vida terrestre de los insectos de agua dulce podría verse afectado por los microplásticos que se encuentran en los ecosistemas acuáticos”.

Fuente: Scientific American.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: