Los perros ya eran sorprendentemente diversos hace 11 mil años

Publicado el
Los perros ya eran sorprendentemente diversos hace 11 mil años

Los perros ya eran diversos hace 11 mil años / Pikrepo

Sabemos que los humanos y los perros compartimos una larga relación de aproximadamente 30 mil años, aunque su ruta evolutiva aún no está clara. Sin embargo, un estudio genético de los amigos caninos ha revelado que hace 11 mil años ya habían varias razas. La investigación ha sido publicada en Science.

Los investigadores del Instituto Francis Crick en el Reino Unido secuenciaron cuidadosamente el ADN de perros antiguos y encontraron que ya existían al menos cinco linajes genéticos distintos al final de la última edad de hielo.

El equipo también secuenció el ADN humano contemporáneo para rastrear la relación entre nuestras dos especies a lo largo de los milenios. Según los científicos, fueron estos primeros linajes caninos los que fueron la base de los diferentes perros que conocemos hoy.

Divergencia canina

Sabemos que todos los perros domésticos (Canis familiaris) descienden de un antepasado lobo compartido con el lobo gris actual (Canis lupus). Pero hasta ahora no estamos seguros de cuándo se dio esa divergencia. Algunos afirman que la domesticación comenzó hace más de 100.000 años, aunque esa interpretación es controvertida.

En general, se acepta que la domesticación de perros comenzó en algún momento entre hace 40 mil y 20 mil años. Y es posible que el proceso comenzara con los propios lobos auto-domesticandose a medida que se apegaban a los asentamientos humanos.

Es difícil distinguir los fósiles de los primeros perros y de los antiguos lobos, y el nuevo trabajo no afirma cuándo o cómo comenzó la domesticación canina. Pero sí revela nueva información sobre la historia compartida de humanos y perros.

Los antepasados de los lomitos

Los investigadores obtuvieron el ADN antiguo de 32 perros diferentes, de 1.000 a 10.900 años, de Siberia, Europa y el Cercano Oriente. Cinco de esos genomas ya habían sido secuenciados; y el equipo secuenció otros 27 nuevos genomas. Estos luego se compararon con una selección de genomas caninos modernos de todo el mundo.

Así es como el equipo descubrió que había al menos 5 linajes de perros distintos hace 11 mil años: Levante neolítico, Carelia mesolítica, Baikal mesolítico, América antigua y Perro cantor de Nueva Guinea.

Modelos de distribución de los distintos tipos de razas caninas / Bergström et al / Science

Por eso, el proceso de domesticación tuvo que haber comenzado mucho antes de ese momento. Y se pueden encontrar rastros de esos linajes en los perros de hoy. Los mastines tibetanos, por ejemplo, tienen una fuerte mezcla de linajes de perros cantores de la estepa de la Edad del Bronce y de Nueva Guinea.

Por otro lado, los Chihuahuas y Xoloitzcuintli tienen rastros del antiguo linaje de América. Los basenjis tienen una fuerte contribución del linaje del Levante neolítico. Y los perros cantores de Nueva Guinea todavía se pueden encontrar en la naturaleza hoy en día.

Su relación con nosotros

Además, los investigadores también intentaron reconstruir la relación entre perros y humanos a lo largo de la historia. Para esto, también compararon el ADN del perro antiguo con los genomas de 17 humanos que vivían en los mismos lugares y al mismo tiempo que los perros.

En muchos casos, se produjeron cambios similares en el ADN de los perros y los humanos. Estos probablemente reflejaban cambios en el estilo de vida, como mudarse de un lugar a otro. Esto explicaría por qué, por ejemplo, perros de Oriente Medio y humanos de Oriente Medio acabaron en Europa al mismo tiempo.

Pero estos cambios no siempre se alinearon. A veces, la población humana cambiaba, pero los perros no. Esto sugiere que los perros podrían moverse entre grupos humanos o podrían haber sido productos comerciales valiosos. La razón por la que existen estas diferencias sigue siendo un misterio.

Lo que sí no es un misterio es que, con el tiempo, los perros y humanos aprendimos a convivir juntos… y a querernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.