Los planes para una nave espacial que pueda destruir asteroides

3

Científicos de la NASA han ideado un plan para hacerse cargo de un asteroide que tiene una probabilidad de 1 en 2 700 de golpear la Tierra el 21 de septiembre de 2135. ¿Su solución?

Hacerlo explotar con armas nucleares.

El asteroide, conocido como Bennu, actualmente está en órbita alrededor del Sol a unos 87 millones de kilómetros de la Tierra. El objeto espacial de 500 metros de ancho probablemente no golpee la Tierra, pero no está en la naturaleza del gobierno de los Estados Unidos permanecer inactivo cuando existe una amenaza potencial, por improbable que sea. La NASA, la Administración Nacional de Seguridad Nuclear y dos laboratorios de armas del Departamento de Energía se han unido para diseñar naves espaciales que podrían destruir a Bennu si se acerca demasiado.

LA HORA DEL “HAMMER”
De acuerdo con Buzzfeed News, la misión Hypervelocity Asteroid Mitigation Mission for Emergency Response spacecraft, HAMMER para abreviar, podría usar una de dos tácticas para combatir un impacto. Si un asteroide es lo suficientemente pequeño, HAMMER usaría un “impactador” de 8.8 toneladas para romper el objeto. Pero, si el asteroide es demasiado grande, la nave usaría en su lugar un dispositivo nuclear de a bordo para volarlo.

El físico David Dearborn del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore incluso sugirió a Buzzfeed News que varias naves HAMMER podrían arrojarse al frente del asteroide para frenarlo y cambiar su curso.

La nave espacial HAMMER (izquierda) y el cohete de lanzamiento (derecha). Crédito de la imagen: LLNL

La idea de HAMMER vino de un informe del 2010 publicado en la revista Acta Astronautica sobre la defensa de nuestro planeta a partir de objetos cercanos a la Tierra (NEO). “Las dos respuestas realistas consideradas son el uso de una nave espacial que funciona como un impactador cinético o un portador de explosivos nucleares para desviar el NEO que se aproxima”, dijo el informe.

Desafortunadamente, la nave espacial podría no construirse nunca, y los científicos de la NASA se negaron a dar una estimación de costos para el proyecto. La reciente misión OSIRIS-REx de la agencia, que ya está con miras hacia Bennu, cuesta más de $ 800 millones, por lo que es probable que el costo sea un serio impedimento para la aprobación del diseño de HAMMER.

Los científicos detrás de este diseño presentarán su trabajo en mayo del 2018 en el taller de Interrupción Catastrófica en el Sistema Solar, en Japón. Incluso si la NASA y sus colaboradores obtienen luz verde para seguir adelante con el proyecto, es importante recordar que HAMMER tiene un cambio del 0.0003 por ciento de golpear la Tierra.

Estar preparado, especialmente si los científicos son conscientes de la posibilidad de una colisión de asteroides, es imprescindible, pero es poco probable que este asteroide causará cualquier tipo de escenario apocalíptico similar al gran éxito cinematográfico de 1998, Armageddon.

Este artículo fue publicado originalmente en Futurism por Chelsea Gohd

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

3 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: