Los plásticos en el océano podrían triplicarse para el 2040

Publicado el
Los plásticos en el océano podrían triplicarse para el 2040

Flickr

Un nuevo estudio publicado por The Pew Charitable Trusts y SYSTEMIQ indica que con el uso de la tecnología se podría reducir un 80% del plástico en el mundo, especialmente el que deriva de las empresas de bienes de consumo masivo y la industria minorista. De no realizarse de forma inmediata y sostenible, el flujo del plástico en los océanos podría triplicarse en 20 años, es decir, para el 2040.

En su estudio, denominado «Rompiendo la ola de plástico: una evaluación integral acerca de las vías para frenar la contaminación del océano por plástico», concluyeron que la cantidad que ingresa al océano cada año es de 11 millones de toneladas métricas, pero podría alcanzar 29 millones de toneladas en veinte años.

El problema del plástico en los océanos es que pueden durar cientos de años y no se biodegradan. En ese sentido, se calcula que habrán 600 millones de toneladas para el 2040.

Adicionalmente, el COVID-19 ha acelerado el uso de plásticos de un solo uso, según indica la Asociación Internacional de Residuos Sólidos.

Para poder medir el volumen que alcanzaría el sistema global, se basaron en seis escenarios: desde ausencia de cambios en el flujo que aumenta el plástico en el océano hasta una transformación total del sistema de plástico mundial. Además, se consideraron las etapas de producción, recoloección consumo y eliminación o reciclaje. Otros vectores incluyeron costos, clima y consecuencias laborales.

El débil compromiso de los Gobiernos actuales solamente indica un 7% de reducción para el 2040. Sin un cambio significativo, se estima que 4.000 millones de personas en el mundo no contarán con servicios organizados de recolección de residuos para ese año, esto contribuirá a una alta contaminación en el océano.

La solución parece drástica pero necesaria: cada día unas 500.000 personas en el mundo deberán realizar trabajos de recolección hasta el 2040. Una tarea titánica.

Las ocho medidas que el reporte enumera busca reducir un 80% de la contaminación anual para este año límite.

– reducir la producción y el consumo de plásticos

– sustituir algunos de ellos con alternativas como el papel y materiales compostables

– diseñar productos y envases reciclables

– aumentar las tasas de recolección de residuos en países de ingreso mediano y bajo

– aumentar el reciclaje y reducir la exportación de residuos plásticos.

Además se necesitará dinero, que los gobiernos aporten 70.000 millones de dólares americanos para el 2040.

La Universidad de Oxford, la Universidad de Leeds, la Fundación Ellen MacArthur y Common Seas colaboraron con la investigación.

«Debemos eliminar los plásticos que no necesitamos y reducir drásticamente el uso de plástico virgen. Necesitamos innovar para crear nuevos materiales y modelos de negocios basados en sistemas de reutilización y recarga. Y necesitamos infraestructuras perfeccionadas para asegurar que todos los plásticos que usamos circulen en la economía y no se transformen en residuos ni contaminación. La pregunta no es si es posible una economía circular para plásticos sino qué haremos juntos para hacer que eso suceda», analiza en el reporte Ellen MacArthur, fundadora y presidenta del Consejo de la Fundación Ellen MacArthur.

Estudio: «Rompiendo la Ola de Plástico«
Fuente: The Conversation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *