Los suplementos dietéticos de venta libre pueden contener ingredientes prohibidos

Publicado el
Los suplementos dietéticos de venta libre pueden contener ingredientes prohibidos

Se ha publicado recientemente en el Journal of Clinical Pharmacology una revisión que sentencia que los suplementos dietéticos de venta libre están contaminados con ingredientes farmacéuticos no revelados.

El autor del estudio, Michael White, analizó una base de datos, la cual reveló que 1068 productos de suplementos dietéticos, comercializados entre 2007 y 2021, contenían ingredientes activos que se encuentran en medicamentos recetados o  que son considerados demasiado peligrosos para ser ingeridos por personas.

La mayoría de estos suplementos corresponden a dos grupos con alta demanda en el mercado: los usados en el ámbito de la mejora sexual y la pérdida de peso. En concreto, de los suplementos contaminados identificados en el estudio, el 54 % eran para la disfunción sexual y el 35 % para la pérdida de peso.

Los productos ya fueron retirados del mercado. Eso sucede cuando la FDA los detecta, formando la base de datos. Sin embargo, White indica que aunque sean retirados del mercado, otros suplementos dietéticos contaminados llegarán al mercado en su lugar.

Componentes de alto riesgo

Esto representa un riesgo alto para la salud pública. En muchos suplementos para bajar de peso, el ingrediente activo es la sibutramina. En el 2010, la FDA recomendó retirar la sibutramina del mercado tras demostrarse que aumentaba el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Otro ingrediente común en el mismo tipo de suplemento es la fenolftaleína, que fue eliminada de los productos laxantes de venta libre en 1999, luego de probarse que puede dañar el ADN y aumentar el riesgo de cáncer. Aquel año, la FDA, reclasificó la fenolftaleína como «no reconocida como segura y efectiva».

El análisis de White también encontró que otros ingredientes están aprobados solo para su uso en medicamentos recetados, como el sildenafil y tadalafil. Ambos son ingredientes en medicamentos contra la disfunción eréctil, como el Viagra.

La labor de la FDA

Estos ingredientes activos ocultos son, además, problemáticos porque presentan el riesgo de interacciones farmacológicas graves. Por ejemplo, puede ocurrir que uno de los ingredientes de medicamentos contra la disfunción eréctil se use a la par con medicamentos para la presión arterial alta o para la próstata como nitratos y bloqueadores alfa-1. El resultado sería una reducción de la presión arterial que pone en peligro la vida.

«Los farmacéuticos verifican este tipo de interacciones entre medicamentos antes de dispensar medicamentos recetados. Sin embargo, si los ingredientes no revelados están ocultos en los suplementos dietéticos, es imposible evitar las interacciones medicamentosas no deseadas», escribe White.

Dichos usos inadvertidos pueden ser peligrosos, ya que los ingredientes activos de estos medicamentos conllevan riesgos como la pérdida de visión o priapismo, o la erección prolongada del pene.

De acuerdo con el profesor de la Universidad de Connecticut, las evaluaciones de la FDA son laboriosas y costosas puesto que también buscan detectar otros problemas en los suplementos dietéticos (metales pesados, bacterias, hongos). Se estima que en los Estados Unidos más de 29 000 suplementos dietéticos diferentes están disponibles actualmente para los consumidores, y un promedio de 1000 nuevos productos son introducidos cada año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.