Los terremotos marcianos son cíclicos, revelan los datos de InSight

Publicado el
Los terremotos marcianos son cíclicos, revelan los datos de InSight

Hace poco descubrimos que Marte también tiene sismos. Ahora, un equipo de científicos alemanes ha descubierto que estos “martemotos” ocurren con cierta periodicidad. Dichos ciclos están asociados con la declinación del Sol, las mareas solares y el ciclo del dióxido de carbono en el planeta. El trabajo fue publicado en Earth and Planetary Science Letters.

Los cambios temporales en la actividad sísmica de los planetas no pueden considerarse inusuales. La actividad lunar está asociada con el movimiento de la Luna alrededor de la Tierra. Algunas fuentes sísmicas profundas están activas cerca del perigeo o apogeo de la órbita, mientras que otras están activas en los nodos orbitales.

En el caso de la Tierra, también se observan variaciones en la frecuencia de los terremotos. En particular, el ciclo sísmico anual en Nepal con un máximo de enero a marzo está asociado con los monzones de verano en la región del Ganges.

Sismos en Marte

La actividad sísmica de Marte no está asociada con la precipitación porque obviamente no llueve en Marte. Sin embargo, puede depender de las fuerzas de las mareas del Sol y Fobos, las fluctuaciones diarias de la presión atmosférica o los cambios estacionales en las condiciones meteorológicas.

Ahora, un grupo de científicos planetarios dirigido por Martin Knapmeyer del Instituto DLR de Investigación Planetaria ha publicado los resultados de una evaluación de la estacionalidad de la actividad sísmica en Marte. Estos se realizaron a partir de los datos obtenidos por el sismógrafo SEIS de la sonda InSight, que opera en Marte desde hace dos años.

El objetivo de los científicos era determinar la dependencia de la frecuencia de eventos sísmicos de alta frecuencia registrados por el dispositivo en el tiempo de observación. Esto podría proporcionar información sobre posibles fuentes de temblores.

Se analizaron un total de 415 eventos registrados desde febrero de 2019 hasta el 31 de agosto de 2020. La frecuencia máxima de eventos sísmicos, que se alcanzó cerca del afelio de la órbita de Marte, osciló entre 3,5 y 4,5 eventos por día, la frecuencia base fue de 0,5 eventos por día.

Mareas solares

Los científicos concluyeron que Fobos no provocó cambios en la frecuencia de los martemotos detectados. Las caídas de meteoroides o cambios anuales en la fuerza del viento tampoco tuvieron influencia. En cambio, el factor más probable para cambiar la frecuencia de los terremotos sería la declinación del Sol y las mareas solares anuales.

Al mismo tiempo, el ciclo del CO2 (la sublimación del hielo y su posterior deposición y acumulación en la superficie del planeta durante el año marciano) es el factor con menor probabilidad de afectar la actividad sísmica del planeta. El mecanismo físico de cómo la iluminación solar de la superficie de Marte se asocia con las fuentes de los terremotos queda por determinar.

Ello podría deberse al choque térmico y al índice de erosión de las rocas, avalanchas o, menos probablemente, deslizamientos de tierra u otros procesos. Para comprender esto y refinar los modelos teóricos, los investigadores necesitan más datos de observación y casos confiables de detección de fuentes de actividad sísmica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.