Más de la mitad de las sardinas del Mediterráneo contienen microplásticos

Publicado el
Más de la mitad de las sardinas del Mediterráneo contienen microplásticos

 Un dato alarmante: «se necesitarían unos 11 000 camiones de transporte internacional para recoger todo el plástico que hay en los océanos«, indica una nota en El País. Y dentro de tanta basura lo peligroso es que entre el 15 al 30 por ciento son microplásticos que miden menos de cinco milímetros, quizá imperceptibles para los humanos pero que son parte de la nueva alimentación de millones de peces, quienes al consumirlos hacen que vayan a nuestros platos. 

En el 2017, según indica National Geographic, se registraron 300 millones de toneladas de microplásticos.

Y si vives cerca al Mediterráneo las cosas se ponen peor: una investigación aún más reciente confirma que al menos un 60% de las sardinas (Sardina pilchardus) y un 58% de boquerones (Engraulis encrasicolus) que se vienen pescando en el mar del Mediterráneo occidental presentan microplásticos en los intestinos. Ambos peces representan hasta el 39% de lo que se captura en esta región.

sardinas
El gráfico muestra la abundancia de los plásticos clasificados por tamaños en las zonas estudiadas. (Fuente: Marine Pollution Bulletin Volume 158)

A esta conclusión ha llegado el equipo científico del Instituto Español de Oceanografía (IEO), el Institut de Ciències del Mar (ICM) y el Institut Français de Recherche pour L’Exploitation de la Mer (IFREMER). La importancia biológica es crucial – citando la publicación – pues “se cuentan entre las presas más codiciadas por atunes, aves marinas y cetáceos”.

El estudio en detalle se ha publicado por la revista especializada Marine Pollution Bulletin.

Un problema de ingerir plástico es el aumento de larvas, trematodos o nematodos en los intestinos, que terminan por instalarse en el tracto intestinal de ambos tipos de peces. «Este es uno de los primeros estudios que encuentra este tipo de relación entre la incidencia de microplásticos y parásitos”- Maria Grazia Pennino, autora del estudio.

Estas especies juegan un papel clave en los ecosistemas marinos, donde tienen como depredadores naturales a los atunes, los cetáceos y las aves marinas.

Fuente: National Geographic
Estudio: Ingestion of microplastics and occurrence of parasite association in Mediterranean anchovy and sardine

Relacionada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *