Misión exitosa: La NASA confirma que logró desviar el asteroide Dimorphos

Publicado el
Misión exitosa: La NASA confirma que logró desviar el asteroide Dimorphos

La NASA confirmó que logró cambiar la órbita del asteroide Dimorphos. / NASA/ESA/STScI/Hubble

Celebra la NASA y con ella, la vida consciente de la Tierra. La agencia espacial ha anunciado que cambió con éxito la trayectoria del asteroide Dimorphos. El 26 de septiembre la nave DART impactó con la roca espacial. Los detalles del éxito de la misión fueron compartidos en el sitio web de la NASA. 

La misión DART, una demostración a gran escala de la tecnología de desviación, ha sido la primera del mundo realizada en nombre de la defensa planetaria. También fue la primera vez que la humanidad cambió intencionalmente el movimiento de un objeto celeste en el espacio.

Antes del impacto, Dimorphos tardaba 11 horas y 55 minutos en orbitar alrededor de su asteroide principal más grande, Didymos. Ahora, Dimorphos tarda 11 horas y 23 minutos en dar la vuelta a Didymos. La nave espacial DART cambió la órbita del pequeño asteroide en 32 minutos.

Inicialmente, los astrónomos esperaban que DART fuera un éxito si acortaba la trayectoria en 10 minutos. Para medir el cambio de órbita de Dimorphos después del impacto se valieron de telescopios terrestres.

“Todos nosotros tenemos la responsabilidad de proteger nuestro planeta de origen”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. “Después de todo, es el único que tenemos”, agregó.

 

Encuentro filmado

Durante el encuentro con el sistema binario de asteroides, DART filmó continuamente a Dimorphos con la cámara DRACO (Didymos Reconnaissance and Asteroid Camera). La nave mantuvo al asteroide en el centro del cuadro y corrigió su trayectoria en función de las imágenes. 

Todas las imágenes comprimidas fueron transmitidas inmediatamente a la Tierra. Gracias a ello, se montó un video del acercamiento de la sonda al asteroide, el cual fue acelerado 10 veces respecto a la imagen real del acercamiento, a excepción de los últimos seis cuadros.

Al comienzo del video, ambos asteroides son visibles. Dimorphos comienza a llenar todo el campo de visión de la cámara, para luego mostrar primeros planos de su superficie. La última imagen que DART logró transmitir fue tomada a una distancia de seis kilómetros de Dimorphos un segundo antes de la colisión. En ella se alcanza a ver una sección del asteroide llena de rocas, de unos 16 metros de tamaño.

 

Los estudios continúan 

El equipo DART continuará recopilando datos mediante la observación del sistema de doble asteroide, así la medición orbital podrá volverse más precisa en el futuro. Actualmente, hay una incertidumbre de más o menos dos minutos.

Por ahora se busca medir cuánto impulso se transfirió de DART a Dimorphos. En el momento del impacto, la nave espacial se movía a unos 22.530 kilómetros por hora. Para ello se analizarán la cantidad de rocas y polvo lanzados al espacio después del impacto.


Los astrónomos creen que el retroceso de la columna «mejoró sustancialmente» el empuje de la nave espacial contra el asteroide. Este fenómeno no es muy diferente a la liberación de aire de un globo que lo impulsa en la dirección opuesta, señala la NASA.

Aunque estamos muy lejos de las capacidades de defensa planetaria en toda regla, DART es un excelente primer paso. Cabe recordar, una vez más, que ni la órbita anterior ni la nueva, ponen en riesgo a la Tierra.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *