NASA suspende el trabajo en el módulo de aterrizaje lunar debido a la demanda de Blue Origin

Publicado el
NASA suspende el trabajo en el módulo de aterrizaje lunar debido a la demanda de Blue Origin

Representación artística del aterrizador lunar Starship / SpaceX

La disputa entre los multimillonarios espaciales Jeff Bezos, dueño de Blue Origin, y Elon Musk, dueño de Spacex, continúa. La NASA ha suspendido hasta el 1 de noviembre los trabajos en el módulo de aterrizaje lunar, que está siendo realizado por SpaceX. El motivo es la demanda presentada por Blue Origin, que no está de acuerdo con los resultados de la competencia.

Una de las etapas más importantes del programa Artemis es la creación del sistema de aterrizaje humano HLS (Human Landing System). El año pasado, la NASA seleccionó tres empresas para una competencia, en la cual el ganador desarrollaría tales proyectos. Al final ganó SpaceX con el proyecto Starship.

Apelación

Sin embargo, los otros competidores: las compañías Blue Origin y Dynetics, apelaron la decisión de la agencia ante la Oficina de Auditoría de EE.UU., lo que llevó a la suspensión del trabajo de HLS.

A fines de julio de este año, la Oficina de Auditoría de Estados Unidos rechazó las protestas de Blue Origin y Dynetics. El ente aseguró no encontrar violaciones ni en los términos de la competencia ni en la decisión de la NASA.

No obstante, el 13 de agosto, Blue Origin presentó una demanda en el Tribunal Federal de los EE.UU. para protestar por la adjudicación del contrato HLS a SpaceX. Las audiencias orales sobre el reclamo están programadas para el 14 de octubre, y la NASA nuevamente ha suspendido el trabajo con SpaceX hasta el 1 de noviembre, cuando finalicen los procedimientos judiciales.

Problemas

La demanda crea dudas adicionales sobre si el primer vuelo tripulado a la Luna bajo el programa Artemis se llevará a cabo en 2024. Además, la agencia tiene problemas con el momento de la disponibilidad del vehículo de lanzamiento SLS, así como con los trajes espaciales lunares xEMU, los cuales estarán listos no antes de abril del 2025.

Por el momento, los principales directivos de la NASA no saben si será posible resolver todos los problemas a tiempo para no cambiar las fechas de los primeros vuelos de Artemis. En una reciente entrevista a Space News, Bill Nelson, el administrador de NASA, evitó dar una respuesta concreta con respecto al programa.

“… este es un asunto que está fuera de nuestras manos”, dijo Nelson en una entrevista. “Permanece en el sistema legal y está siendo manejado por el Departamento de Justicia”. El administrador de la NASA también explicó que el caso es seguido por los abogados del Departamento de Justicia, no de la Agencia.

La versión lunar de Starship no tiene muchas diferencias con la principal: estará desprovista de flaps y escudo térmico, eso sí, estará equipada con motores en la parte superior del casco, lo que le permitirá aterrizar en la superficie de la Luna, casi sin afectar el regolito.

Por lo tanto, es poco probable que la suspensión de las obras tenga un impacto significativo en el tiempo total de desarrollo. Aun así, Musk no perdió la oportunidad para burlarse del hecho de que Blue Origin todavía no ha enviado un cohete a la órbita. Todos los vuelos de la compañía han sido suborbitales hasta ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.