Neandertales y denisovanos compartieron una cueva siberiana durante miles de años

0

Durante las últimas cuatro décadas, investigadores han excavado minuciosamente una cueva ubicada en el sur de Siberia, conocida por tener algunas de las pruebas más antiguas de la ocupación de los homínidos. Llamado Cueva Denisova, el sitio ha sido el hogar de neandertales y denisovanos, pero hasta cuándo y cuánto tiempo ocuparon el sitio seguía siendo un misterio, hasta ahora. Dos nuevos estudios publicados en Nature tienen como objetivo proporcionar un cronograma de ocupación más preciso para las dos especies extintas, así como las condiciones ambientales que podrían haber enfrentado antes de extinguirse.

En el primer estudio, los científicos analizaron los depósitos de sedimentos con material esquelético y genético preservado en ellos, así como una variedad de restos de animales y plantas, lo que permitió al equipo identificar secuencias estratigráficas para establecer una línea de tiempo para la ocupación del sitio. Sus resultados mostraron que los denisovanos ocuparon la cueva hace unos 287 000 años y se quedaron hasta hace unos 55 000 años. Los neandertales, por otro lado, aparecieron hace unos 193 000 años y continuaron ocupando el sitio hasta hace unos 97 000 años, una superposición de aproximadamente 96 000 años.

En un segundo estudio, los investigadores determinaron las edades de 50 fragmentos de hueso, diente y carbón a través de la datación por radiocarbono y uranio para determinar no solo la edad de los fósiles sino también cómo interactúan las dos especies.

«Esta es la primera vez que podemos asignar con confianza una edad a todas las secuencias arqueológicas de la cueva y su contenido», dijo el autor del estudio Tom Higham en un comunicado.

La cueva Denisova obtuvo la mayor atención en el 2010, cuando un genoma obtenido de un dedo de una niña sugirió que pertenecía a un grupo de humanos no identificados previamente en el registro paleoantropológico; por lo tanto, los Denisovanos renacieron. Un análisis adicional sobre los restos de homínidos encontró nuevas revelaciones sobre los denisovanos y sus primos, los neandertales de Altai. El año pasado, un fragmento de hueso permitió a los científicos extraer el genoma de una hija con padres neandertales y denisovanos en lo que se convertiría en la primera evidencia de mestizaje entre los dos. El estudio adicional sobre cómo interactuaron entre sí y con el mundo que los rodea ayudará a los científicos a comprender nuestra historia evolutiva.

«Esta nueva cronología para la cueva Denisova proporciona un cronograma para la gran cantidad de datos generados por nuestros colegas rusos sobre la historia arqueológica y ambiental de la cueva durante los últimos tres ciclos glacial-interglaciales», dijo Zenobia Jacobs, autora principal de uno de los estudios.

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.